IPM, herramienta para focalizar lucha contra la pobreza

John Hammock, cofundador del Centro de Desarrollo Humano y de Pobreza de la Universidad de Oxford, dice que el país es pionero en la medición multidimensional y ha implementado programas de focalización.

John Hammock, cofundador del Centro de Desarrollo Humano y de Pobreza de la Universidad de Oxford.

CEET

John Hammock, cofundador del Centro de Desarrollo Humano y de Pobreza de la Universidad de Oxford.

Finanzas
POR:
abril 25 de 2013 - 11:23 p.m.
2013-04-25

No es exagerado afirmar que el economista John Hammock, cofundador del Centro de Desarrollo Humano y de Pobreza de la Universidad de Oxford, estaba sorprendido el pasado jueves, cuando presenció en Bogotá una reunión de la Mesa de Pobreza y Desigualdad, liderada por el presidente Juan Manuel Santos.

Ese día, el mandatario reveló las cifras de pobreza monetaria del 2012 y, también, las del Índice de Pobreza Multidimensional (IPM), desarrollado por dicho centro académico (dentro de la Iniciativa de Pobreza y Desarrollo Humano de Oxford, Ophi) y adaptado para Colombia por el DNP.

Hammock expresó su satisfacción por la institucionalización del IPM, que le ha permitido al Gobierno avanzar en el diseño de políticas públicas focalizadas en los pobres.

El IPM, otra forma de medir la pobreza, que se aplica desde hace dos años en Colombia, se construye con base en cinco dimensiones del hogar: educativas, niñez y juventud, salud, trabajo y acceso a los servicios públicos domiciliarios y la vivienda.

Este diario habló con Hammock durante su fugaz visita a la capital colombiana.

¿Qué lo trajo a Bogotá?

Vine por invitación del Gobierno para, primero, presenciar cómo funciona la mesa de pobreza; también tenía mucho interés de ver que en Colombia la medición multidimensional se ha institucionalizado y que parte de este proceso es, precisamente, la mesa.

Esa mesa la integran el Presidente, dos consejeros presidenciales, seis ministros y cuatro directores de entidades nacionales, incluido el del DNP.

En lo personal y como profesional de Ophi me parecía muy interesante venir a ver esa institucionalización de la medida multidimensional y de la mesa de pobreza, que es uno de los grandes pasos que ha dado Colombia.

El Gobierno ha tomado muy en serio esto y por eso lo incluyó en el Plan de Desarrollo.

¿Hay otra motivación para su visita?

Sí, iban a lanzar las cifras de pobreza y desigualdad y aunque nosotros no tenemos nada que ver con el análisis, tenía mucho interés en saber qué había pasado y cómo se había utilizado ese análisis para la creación de políticas públicas.

¿Y cuál es su apreciación?

Colombia es pionero en la medición multidimensional y una de las cosas que lo hace pionero es que no solo han hecho la medición sino que han implementado programas de focalización en aspectos de vivienda, salud, etc., y esto para mi, una persona que ha hecho mucho trabajo de campo sobre pobreza, es de mucho interés.

Colombia también mide la pobreza según ingresos monetarios del hogar.

Es importante lo que ha hecho el Gobierno de utilizar las dos medidas y de combinarlas en sus análisis de focalización.

Por ejemplo, en el programa Red Unidos (lucha contra la pobreza extrema) están usando las dos medidas de manera muy innovadora.

¿Por qué le llama la atención?

Eso no es común a nivel internacional, porque hay muchas personas que están tan apegadas a la medición de ingresos que no han adoptado la multidimensional, y otras que creen que es pasarse ya y no hacer nada de ingreso.

Nosotros no estamos de acuerdo con eso, las dos cosas son muy importantes.

¿Es pertinente hacer las dos mediciones?

Es importante, porque si se obtiene la información de ingresos y del IPM del mismo hogar se puede saber si está saliendo de la pobreza por ingresos o por la parte social, entonces (las dos mediciones) se complementan de una manera muy seria.

Medición multidimensional bajó 2,4 puntos

La pobreza medida por ingresos pasó de 34,1 por ciento en el 2011 a 32,7 por ciento en el 2012 (1,4 puntos menos).

Medida con el IPM, la pobreza bajó de 29,4 a 27 por ciento en el mismo periodo (disminuyó 2,4 puntos).

Las cinco dimensiones del IPM comprenden 15 variables cuyo comportamiento muestra si aumentó o disminuyó el porcentaje de hogares con privaciones, lo que permite focalizar las acciones del Gobierno para combatirlas.

Así, el año pasado hubo una reducción en 12 de las 15 variables, destacándose la inadecuada eliminación de excretas y las barreras de acceso a los servicios de salud, mientras que aumentó el desempleo de larga duración.

Jorge Correa C.

Economía y Negocios