Isagén no se venderá el próximo martes

Consejo de Estado dictó medidas cautelares que 'frenan' su venta, mientras se resuelve de fondo una demanda que aboga por evitar daños al interés público.

Isagén no se venderá el próximo martes

Archivo particular

Isagén no se venderá el próximo martes

Finanzas
POR:
mayo 15 de 2015 - 01:24 a.m.
2015-05-15

La millonaria venta de Isagén, programada para el próximo martes, quedó suspendida hasta que el Consejo de Estado falle de fondo una demanda contra esa decisión del gobierno de Juan Manuel Santos.

Con ponencia del consejero Hugo Bastidas, la Sección Cuarta del Consejo de Estado dictó una nueva medida cautelar que en la práctica impedirá la venta al menos por varios meses.

El argumento central de la decisión es que, si se vende Isagén y posteriormente el fallo determina que esa venta no procedía, se estaría frente a una situación que le generaría nuevos prejuicios a las finanzas del Estado.

La medida cautelar no cuestiona en modo alguno la legalidad del decreto que autorizó la venta, pero sí pone en duda su conveniencia para los intereses de la Nación.

Fuentes del Consejo de Estado señalaron que se tomaron en cuenta varios factores: primero, que el proceso administrativo va mucho más rápido que el jurídico, en el que aún falta por escuchar a la mayoría de los más de 500 actores que pidieron ser tenidos en cuenta.

También, que quedan sobre la mesa pocos oferentes y que el sector social, que tuvo la primera opción de compra, prácticamente no hizo uso de ella, lo que podría controvertir mandatos constitucionales sobre la democratización de la propiedad.

El proceso podría tener una decisión de fondo en tres o cuatro meses, según las fuentes del Consejo de Estado. La orden de suspensión será notificada al Gobierno este viernes, lo que suspende automáticamente el proceso de venta.

Antes de la decisión, el Gobierno tenía prácticamente listo el proceso de enajenación de su participación accionaria en la generadora, para el próximo martes, tras la recepción final de las garantías de seriedad de la oferta, documentos que fueron presentados por las firmas GDF Suez, de Francia; Colbún, de Chile, y Brookfield, de Canadá, firma que compró la Empresa de Energía de Boyacá (Ebsa).

Incluso, hasta el miércoles en la noche la privatización de la tercera generadora de energía del país parecía no tener reversa, luego de que el ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas, hiciera una férrea defensa del proceso ante la plenaria del Senado de la República.

Ese día el Ministerio de Hacienda recordó que el precio mínimo de venta de la participación del 57,6 por ciento que tiene el Estado en Isagén, era de 3.399 pesos por acción, para un mínimo de 5,3 billones de pesos.

En medio de las restricciones fiscales por la caída en los precios del petróleo, el dinero de la venta de Isagén es considerado clave por el Gobierno para apalancar la financiación de los proyectos viales de cuarta generación (vías 4G), estimados en unos 50 billones de pesos, incluyendo las iniciativas privadas, que no requieren aportes del Estados.

José Roberto Acosta, vocero de la Red por la Justicia Tributaria, le dijo a EL TIEMPO que con esta decisión seguramente la oposición a la venta de Isagén crecerá y el proceso puede resultar fallido, máxime teniendo en cuenta que a los técnicos del Ministerio de Hacienda se les han planteado diferentes alternativas, como la emisión de bonos FogafÍn (los mismos que se usaron para capitalizar bancos a finales de los 90) y la titularización de las utilidades de Isagén, entre otros.

Este es el comunicado oficial que emitió el Consejo de Estado sobre su decisión:

El Presidente del Consejo de Estado informa que la Sala Unitaria de la Sección Cuarta a cargo del Magistrado Hugo Fernando Bastidas Bárcenas concedió una medida cautelar consistente en la suspensión temporal de la subasta y demás actos relativos con la enajenación de las acciones que la Nación tiene en Isagén S.A. E.S.P.

La medida se dictó dentro de tres procesos acumulados en los que se pide la nulidad de los Decretos 1609 de 2013 y 2316 de 2013, decretos que aprobaron el programa de enajenación de acciones que la Nación posee en Isagén.

La medida se tomó no  propiamente por razones de ilegalidad o inconstitucionalidad sino para evitar posteriores y eventuales daños al interés público en caso de que se adjudicaran las acciones a los inversionistas privados y luego, el Consejo de Estado declarara la nulidad de los actos que autorizaron la venta. 

El auto en cuestión tiene la siguiente parte resolutiva:

1. ORDÉNASE la suspensión temporal del procedimiento o actuación administrativa que actualmente se surte con ocasión del cumplimiento del Decreto 1609 del 30 de julio de 2013 dictado por el Gobierno Nacional, que aprobó el programa de enajenación de las acciones que la Nación – Ministerio de Hacienda y Crédito Público posee en Isagén S.A. E.S.P.

2. En concreto: SUSPÉNDASE la subasta y demás actos programados para el 19 de mayo de 2015 en relación con la enajenación de las acciones que la Nación tiene en Isagén S.A. E.S.P.

3. ORDÉNESE al señor Ministro de Hacienda y Crédito Público asegurar que se cumpla esta orden judicial mediante las respectivas órdenes administrativas, instrucciones y demás medidas pertinentes para ese cometido.

4. En auto separado, y una vez consultada la agenda de los despachos de los demás magistrados que componen la Sala de decisión, se fijará con prelación y urgencia la primera audiencia de trámite para adelantar el procedimiento correspondiente, sin perjuicio de las demás medidas a que haya lugar según el estado procesal de los expedientes acumulados.

4. COMUNÍQUESE al señor Presidente de la República, al Señor Ministro de Hacienda y Crédito Público y al señor Ministro de Minas y Energía esta orden cautelar urgente y por cualquiera de los medios previstos.

5. Por tratarse de una acción de simple nulidad contra actos de naturaleza reglamentaria y en defensa de intereses públicos, relévese a la parte actora de prestar caución.

Con información de EL TIEMPO