Isla Gorgona, un parque natural que 'encierra' sus encantos; ahora, con un lujoso hotel al borde de la playa

Este parque natural y antigua cárcel en el océano pacífico colombiano es Patrimonio de la Humanidad y cuenta con una riqueza en fauna y flora terrestre y marítima.

POR:
mayo 22 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-22

Aviatur tiene una concesión para manejar la isla, la cual cuenta ahora con un hotel de acuerdo con el lugar.

Exótica y exuberante, llena de historia y de naturaleza, así es la Isla Gorgona. Un paraíso adonde llegan las ballenas en época de apareamiento y donde hay mucho más que una legendaria cárcel abandonada.

La isla fue descubierta en el año de 1.526 por el español Diego Almagro. Debido a la gran cantidad de reptiles que se encontraron y haciendo referencia a la diosa Gorgonilla de la mitología griega, quien poseía cabellera de serpientes, fue que luego Francisco Pizarro la bautizó con el nombre de Isla Gorgona.

Durante un tiempo, la isla funcionó como una prisión. Hoy en día, al ingresar, es fácil percibir que de aquella colonia penal única en su tipo en Colombia, solo quedan vestigios que encierran miles de secretos y de variadas historias.

En 1984, el estado colombiano declaró esta pequeña porción terrestre y su entorno marino,parque nacional, convirtiéndola de esta manera en una reserva protegida cuya riqueza consta de una inmensa variedad de flora y fauna. En este bosque húmedo y tropical, se pueden encontrar serpientes, monos, diferentes especies de aves, arrecifes coralinos y fauna marina. Entre los meses de julio y agosto, decenas de ballenas y tortugas recorren kilómetros desde la Antártida hasta este lugar en búsqueda de aguas más tibias.

Históricamente, la isla fue habitada por otras culturas, en especial, por una asociada a la Tumaco-tolita, cuyos vestigios arqueológicos datan de hace 3.300 años. En el museo de la Casa Payán se pueden observar parte de las piezas de esta cultura, así como artículos y elementos que cuentan la historia de lo que fuera este sitio cuando era un penal.

Planes en la isla

Hoy, las opciones de paseos y actividades especiales que ofrece esta reserva natural son muy variados. En compañía de un guía del parque es posible recorrer los senderos con paisajes únicos. A lo largo de éstos, se puede observar la biodiversidad de la isla, así como la belleza de playa Blanca y playa Palmeras.

Además, se puede disfrutar del buceo y observar arrecifes. La concesión, como se denomina al permiso que tiene Aviatur para manejar el parque natural, cuenta con instructores capacitados, quienes facilitan y rentan los equipos necesarios para este deporte.
Gorgona permite encontrar aventura subacuática: apreciar paisajes coloridos y disfrutar condiciones tranquilas para buzos de cualquier nivel de certificación o principiantes.

Los principales sitios de buceo son el remanso, la tiburonera, la plaza de toros, las montañitas I y II, la cazuela, entre otros. Cada inmersión es un encuentro con mantas diablo, tiburones, tortugas, tiburón ballena y bancos de peces.

Avión y lancha para llegar al paraíso

Para viajar a Gorgona hay que llegar a algún punto de la costa pacífica colombiana, ya sea a Buenaventura o a Guapi (Cauca).
A estos puertos se arriba por vía aérea o terrestre desde Cali o Popayán. O desde Bogotá conectando con las ciudades mencionadas.

Es recomendable viajar desde Cali (Valle del Cauca) en un vuelo que demorará 30 minutos, o desde Bogotá, en un vuelo que se demora una hora.

En Guapi, una embarcación de Aviatur lleva a los turistas hasta la isla en un trayecto de dos horas. Si el viaje es desde Buenaventura, un barco se dirigirá a la isla en un recorrido de casi 12 horas. Al llegar, personal de la concesión es el encargado de recibir a los visitantes para darles indicaciones para conservar el lugar y hacer una inspección ecológica a los equipajes. Eso, con el fin de verificar que no se introduzcan objetos como materiales no biodegradables, aerosoles y licores que puedan afectar la biodiversidad de la zona.

Servicio hotelero en medio de la naturaleza

Gorgona, Patrimonio de la Humanidad, cuenta un un hotel para el alojamiento, para el cual se aprovechó parte de la estructura de la antigua sede adminsitrativa de la cárcel que allí funcionó hasta 1984, cuando fue cerrada.

Son 18 habitaciones con salas y baños con estilo rústico, y seis casas al borde de la playa. Hay calentadores solares para una ducha tibia. También cuenta con una piscina natural, jacuzzi y servicio de restaurante.

Existen varios paquetes turísticos que incluyen desde el hospedaje, la alimentación y el desplazamiento bien sea desde Guapi o Buenaventura, hasta el traslado desde ciudades como Bogotá o Cali a estos puntos intermedios. Éstos van desde 1'400.000 pesos hasta los 2'500.000 pesos. Algunas de las opciones incluyen la posibilidad de salir a observar las ballenas en temporada, durante la temporada, o bucear.

Recomendaciones

Es recomendable tener la vacuna contra la fiebre amarilla y el tétano, mínimo 10 días antes del viaje. Además, es bueno llevar ropa de algodón, tenis, sombreros, frazadas livianas, toallas, cremas protectoras contra el sol, repelentes en barra, linternas y bolsas para la basura. Los niños menores de 5 años requieren de total y permanente atención debido a las escaleras, plataformas y a la cercanía con la naturaleza y fauna. Para actividades opcionales dentro y fuera del parque hay disponibles guías calificados.

Siga bajando para encontrar más contenido