Israel, un mercado muy próximo

Colombia e Israel tendrían listo, a finales del presente año, dos acuerdos comerciales con los cuales buscan agilizar las transacciones mercantiles entre ambas naciones, para atraer a un mayor número de inversionistas en sus respectivos mercados.

POR:
mayo 28 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-28

Con dichos tratados, los gobiernos pretenden desmontar la doble tributación e impulsar la inversión, tanto de colombianos en el medio oriente como de israelíes en el panorama nacional. También se tiene previsto firmar un compromiso sobre investigación y desarrollo, donde se constituiría un fondo para promover todo lo relacionado con estos temas; dicha alianza estaría lista en menos de un año. Estos son apenas algunos puntos de encuentro entre las dos naciones, explicados por el Embajador de Israel en Colombia, Meron Reuben, quien, en entrevista para PORTAFOLIO, hizo un llamado a los exportadores colombianos para que amplíen sus operaciones comerciales a otros países diferentes a los tradicionales y dirijan sus miradas a mercados como Asia y Oceanía, donde existen economías promisorias como la australiana e israelí entre otras. Productos como la comida Casher, el café, las frutas, los cueros y textiles, entre otros, tendrían allí gran acogida. ¿Qué futuro tienen los exportadores colombianos en el mercado israelí? Pienso que los exportadores colombianos no ven a Israel como mercado y es una equivocación grande, porque el promedio del ingreso per cápita en mi país, en los últimos años, está entre 26 mil a 30 mil dólares. Es una sociedad que compra varios productos. Para nosotros, Colombia es el segundo socio comercial en América Latina, porque le adquirimos más del 30 por ciento del carbón que consumimos. En los últimos años, hemos comprado entre 400 y 550 millones de dólares anuales de este mineral y nuestras exportaciones llegan solamente entre 140 a 160 millones de dólares. El único problema que vemos es que los exportadores colombianos consideran que lo único que pueden transar en el mercado israelí es carbón, y por eso están vendiendo un 97 por ciento de tal insumo y no piensan que podemos adquirir otros artículos. Israel es una población relativamente pequeña, de siete millones y medio de habitantes, pero es un mercado interesante. Si ya están vendiendo cien mil flores a Moscú, pueden llegar también a Jerusalén. Por supuesto, flores no les vamos a comprar, porque las producimos y exportamos. Pero sí, ropa interior y calzado. Entrarían a competir con China, que es un gran proveedor de dichos elementos, pero, lo pueden lograr con calidad y precios. Existen también otras mercancías que tienen grandes posibilidades como la carne Casher. Si Paraguay vende 15 millones de dólares de este producto, Colombia lograría colocar 30 o 40 millones de dólares. Si Uruguay provee 80 millones de dólares de este alimento, ustedes también están en capacidad de suministrar una cantidad similar. Por otra parte, en Argentina compramos carbón vegetal, las pulpas de frutas y los muebles. Colombia está perdiendo oportunidades de negocio por no hacer un estudio de las posibilidades que tiene en el mercado israelí. Los productores colombianos pueden exportar también cuero y agua. En fin, las posibilidades son muchas, así que hay que abrir los ojos para buscar negocios en mercados diferentes de los tradicionales. ¿Qué ha respondido el ministro Plata sobre estas inquietudes? Nosotros estamos tratando de agilizar dos acuerdos: uno, de doble tributación y otro, sobre promoción de las inversiones. Hemos avanzando y confiamos que en el segundo semestre o principios del 2010 se hayan definido estos dos pactos. Hasta ahora, vamos a realizar las primeras reuniones de trabajo para analizar estos convenios. Un logro importante, porque es la base para un trato final de libre comercio entre ambos países, a futuro. Nosotros tenemos TLC con el Nafta, Estados Unidos, Canadá y México. Recientemente hemos suscrito otra alianza de este tipo con Mercosur, que es uno de nuestros aliados más grandes en la región, siendo Brasil y Colombia los dos estados con los cuales mantenemos el mayor número de operaciones comerciales. También estamos interesados en firmar con Colombia un compromiso sobre investigación y desarrollo, donde los dos países constituyen un fondo para promover todo lo relacionado con estos temas. Tenemos un acuerdo similar con Argentina y el que se suscriba con Colombia estará basado en dicho tratado. ¿Qué sugerencias les haría a los exportadores colombianos para que se les quite el miedo de exportar a Israel? Tienen que conocer el mercado y explorar el tipo de necesidades que presenta. Tales inquietudes se pueden consultar en las instituciones que tiene el gobierno israelí para ello. Hay estadísticas sobre lo que compramos e importamos. En la embajada disponemos de una oficina comercial, donde se pueden efectuar los primeros pasos. También hay diferentes organizaciones especializadas, como la Cámara de Comercio Israelí – Iberoamericana, donde conocen las necesidades y pueden orientar al exportador colombiano sobre cuáles son los productos que requiere el mercado israelí sin salir de su oficina. Una vez determinen el tipo de mercancía, la sugerencia es que programen una visita, para que realicen las primeras transacciones. ¿Qué certámenes feriales se realizarán próximamente en Israel? Tenemos una feria de telecomunicaciones que se efectuará en noviembre y una de tecnología de manejo de agua, programada para el segundo semestre. Es importante resaltar que la venta de productos alimenticios en Israel necesita ser muy cuidadosa porque está el asunto de la comida ‘Casher’. Es muy difícil vender cosas que no sean con este tipo de especificaciones. En Colombia hay personas que certifican dichos comestibles, los cuales son enviados al mercado norteamericano y Europeo. Por ejemplo, avalan el chocolate santandereano como Casher y todos los productos Alpina, lo que indica que existen avances en tal sentido. Colombia se ha destacado en producir el café más suave del mundo ¿Qué acogida tiene? Hay muy poco café colombiano en Israel. He planteado el asunto con los cafeteros y mi punto de vista es que ellos deben comercializar el grano con Strauss Group Ltda., que es una de las compañías de alimentos más grandes que funcionan en mi país. La mayoría del café que consumen los isrealitas viene de África, Asia, Jamaica y Costa Rica, por tanto, Colombia tiene una gran posibilidad de aumentar sus transacciones en esta economía. Igualmente, considero que es una equivocación del exportador colombiano no ver que hay otros mercados diferentes a Estados Unidos, Venezuela y Ecuador para sus manufacturas. Vemos positivo el cambio de política que viene haciendo Brasil y otras naciones que están empezando a incursionar en el Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (Apec) y buscando también llegar a Israel. Esto mismo debería hacer Colombia para colocar sus exportaciones en el exterior.LO QUE REPRESENTAN LOS DOS PRIMEROS ACUERDOS PARA CADA NACIÓNEs una base para aumentar las inversiones israelíes en Colombia, porque si evitamos la doble tributación se traerían más inversionistas. Israel, actualmente, no es un mercado atractivo para los colombianos y viceversa. En términos generales, tampoco se ve demasiado el mercado suramericano, porque este nicho comercial es apenas del tres por ciento de las exportaciones israelíes. La mayoría de las operaciones comerciales que hacemos son a Europa, Asia y Estados Unidos, que son los mercados más importantes para nosotros, y juntos son casi el 85 por ciento. Los israelíes también deben conocer un poco mejor lo que ofrecen los mercados de América Latina. Tengo casi 20 años de experiencia, en cinco países de esta región y se observa que poco a poco mi pueblo ha encontrado en Latinoamérica una plaza excelente para realizar inversiones y desarrollo. Pero, insisto en que la gente tiene miedo de la distancia y de las cosas no conocidas. Europa para nosotros está a dos o cinco horas de vuelo, somos casi vecinos. Los mercados grandes de Asia, como China, India, Japón y Sur Corea han sido muy dinámicos. Pasamos de tener cero transacciones con China hace 15 años a 10 mil millones de dólares actualmente y el gobierno chino está interesado en aumentar este flujo comercial con nosotros hasta llegar a 15 mil millones de dólares anuales, lo que indica un avance increíble. Igual sucede con India, en donde tenemos mucho intercambio comercial, alrededor de cinco mil millones de dólares anuales en muy poco tiempo. El mercado israelí es muy dinámico en cuanto a exportaciones, especialmente en alta tecnología en software, más que el hardware. En este tipo de productos estamos en cerca de 18 mil millones de dólares. A pesar del tamaño del país, tenemos una economía muy pujante. 60 por ciento de las telecomunicaciones rurales en Colombia se deben a la tecnología israelí y tenemos mucho más para ofrecer y mostrar en este campo, dice el embajador Reuben. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido