Italia investiga a cuatro grandes bancos por estafa

Italia investiga a cuatro grandes bancos por estafa

POR:
marzo 18 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-18

Roma/EFE. El juez italiano Simone Luerti decidió ayer abrir un proceso judicial a los bancos JPMorgan, Deutsche Bank, Ubs y Dpefa Bank, junto con otras trece personas, acusados de estafa agravada al municipio de Milán por una venta de derivados financieros. Uno de los fiscales que se ha encargado del caso, Alfredo Robledo, subrayó ante la prensa que será el primer caso a nivel internacional de un proceso penal a entidades financieras. Las pesquisas se centran en el swap de 2005 a un plazo de 30 años entre la ciudad de Milán y las entidades financieras y que, según la acusación, permitió que los imputados ganaran de forma ilícita 100 millones de euros. Robledo explicó que en este ámbito “tan sólo existe un precedente, que, sin embargo, se refiere a una sentencia administrativa de los años 90 emitida por un tribunal de Inglaterra en la que se ‘invitaba’ a las entidades a no suscribir contratos de derivados financieros con los institutos de crédito”. El fiscal pidió el pasado 12 de noviembre el procesamiento de los imputados tras concluir una investigación sobre supuestas irregularidades en la emisión de bonos por valor de 1.685 millones de euros del Ayuntamiento milanés entre 2005 y 2007. Así, la Fiscalía acusó a los imputados de haber certificado “falsamente” que el instrumento financiero mantenía las condiciones de conveniencia económica para el Ayuntamiento. Sin embargo, según la acusación, el municipio tuvo que afrontar “un instrumento financiero con un valor negativo de 300 millones de euros”. La audiencia judicial sobre el caso ha sido fijada para el próximo 6 de junio ante la cuarta sección penal del Tribunal de Milán. Entre las trece personas imputadas figuran once empleados de las entidades bancarias y dos trabajadores del ayuntamiento milanés de aquella época.Pérdidas por derivados financieros En Italia los fiscales están investigando bancos al tiempo que inversionistas y entidades del país encaran pérdidas potenciales de 2.500 millones de euros con derivados. Es posible que la pesquisa de Milán repercuta en casos hasta en E.U., donde varias firmas de valores han enfrentado cargos de fijación ilícita de precios y manipulación de ofertas en la venta de derivados a municipios. ANDRUI

Siga bajando para encontrar más contenido