Japan Airlines se declara en bancarrota

Japan Airlines (JAL), la primera compañía aérea del continente asiático, endeudada y afectada por grandes pérdidas, se declaró ayer en quiebra e inició un severo plan de rescate que incluirá la supresión de unos 15.600 empleos.

POR:
enero 20 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-20

La ex compañía nacional, que cubre más de 40 por ciento de las líneas interiores de Japón y la cuarta parte de los enlaces internacionales que parten de Tokio, aseguró sin embargo que sus vuelos no sufrirán interrupción alguna. Los proveedores de gasolina, comidas y otros rubros serán pagados normalmente, así como los aeropuertos donde hacen escala los aviones. El derrumbe de JAL, cuya deuda total es estimada en unos 2 billones de yenes (15.200 millones de euros, 25.700 millones de dólares), es la más grande en Japón para una empresa fuera del sector financiero desde la Segunda Guerra Mundial, según el gabinete de consultores Tokyo Shoko Research. JAL se someterá a un programa de recuperación supervisado por un organismo semipúblico de salvamento de empresas en problemas, Etic. Al declararse oficialmente en suspensión de pagos, la compañía podrá contar con la protección prevista por la ley nipona para empresas en quiebra. Dos aerolíneas estadounidenses, Delta Air Lines y American Airlines, compiten para participar en esta operación de rescate, pero ni JAL ni el Gobierno se refirieron a este aspecto. La prensa, por su parte, afirma desde hace varios días que Delta será la elegida. Aunque oficialmente se ignora si esta futura alianza estaría acompañada de un ingreso del futuro socio al capital de JAL. “Si JAL no hubiera sido la primera compañía aérea del país, semejante procedimiento hubiera significado la desaparición de la empresa. Pero se trata de JAL, y ella cuenta con el respaldo del Ministerio de Transportes”, declaró en una conferencia de prensa el ministro de Transportes, Seiji Maehara. La empresa despedirá 15.600 empleados El Gobierno anunció que este plan de salvamento incluirá la supresión de 15.600 empleos, sobre todo a través de la cesión de numerosas filiales, lo que corresponde aproximadamente a una tercera parte de los efectivos del grupo. Este plan prevé también inyecciones de capitales públicos por unos 300.000 millones de yenes (2.300 millones de euros, 3.300 millones de dólares), anunció el Gobierno. LOPJUA

Siga bajando para encontrar más contenido