En Japón, el lujo pasa de moda y las tiendas de descuento brillan

En Japón, el lujo pasa de moda y las tiendas de descuento brillan

Finanzas
POR:
abril 09 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-09

Las ostentosas tiendas por departamentos de Japón, en otros tiempos consideradas un símbolo de los excesos de un país en embriagador ascenso, pasan por dificultades a medida que enfrentan un cambio en los gustos del consumidor hacia artículos más baratos.

Datos recientes del gobierno muestran que las ventas de los grandes minoristas japoneses bajaron 4% en febrero frente al mismo lapso de 2009, su vigésimo tercer mes consecutivo de caídas. Takashimaya Co., la tercera cadena de tiendas por departamentos del país por ventas, informó en marzo que se retiraría del mercado estadounidense y cerraría su lujosa tienda en la Quinta Avenida de Manhattan.

El bajón de las tiendas de lujo niponas es particularmente visible en el conocido distrito comercial de Ginza. En su época de auge a fines de los años 80, en este barrio se encontraba a mujeres uniformadas con guantes blancos cuyo único trabajo era apretar los botones de los ascensores, mientras hileras de empleados impecablemente ataviados hacían reverencias a los primeros clientes del día. Los productos caros rara vez se ofrecían con descuentos.

Casi toda una década de perniciosa inflación ha llevado a los consumidores hacia la moda rápida y barata, y Ginza sigue esta tendencia. La tienda por departamentos Seibu, propiedad de Seven & i Holdings, tiene previsto su cierre para finales de año. En mayo, Forever 21, el minorista estadounidense de descuento abrirá un local en la tienda por departamentos Matsuzakaya, en un espacio ocupado previamente por Gucci. Uniqlo, la principal cadena japonesa de ropa, que vende camisetas por 990 yenes, o unos US$11, ha expandido su tienda principal en Ginza debido en parte a las grandes colas en las cajas registradoras durante los fines de semana.

"Las tiendas por departamentos japonesas enfrentan una continua reducción de la demanda y están perdiendo cuota de mercado frente a los minoristas especializados", afirma Hidehiko Aoki, analista del sector minorista en Bank of America Merrill Lynch en Tokio. "Tienen costos más altos y un enfoque menos dirigido a la mercancía".

Algunas buscan una salida en otras regiones de mayor crecimiento en Asia. Takashimaya se está centrando en el mercado asiático fuera de Japón, dijo su portavoz Takeo Yasukawa. La compañía tiene tiendas en Singapur y Taipei y está construyendo otra en Shanghai que abrirá en 2012. Isetan Mitsukoshi Holdings Ltd. ¿el mayor grupo japonés de tiendas por departamentos por ventas¿ también fortalece su presencia en China y está construyendo su segundo local en el país, en la ciudad de Tianjin. El año pasado, Mitsukoshi cerró sus tiendas en Düsseldorf, Madrid y París. Una portavoz dijo que la empresa también estaba remodelando algunas tiendas para impulsar sus ventas.

Isetan Mitsukoshi prevé una pérdida neta de 65.000 millones de yenes (US$693 millones) para el año finalizado el 31 de marzo. En comparación, Fast Retailing Co., operadora de Uniqlo, reportó una ganancia neta para el año finalizado en agosto de 49.700 millones de yenes (US$530 millones), un alza de 14% frente al año anterior.

Las ventas subieron 17% a 685.000 millones de yenes (US$7.305 millones).

Tadashi Yanai, presidente ejecutivo de Fast Retailing, afirma que hasta hace poco los minoristas japoneses no sentían "el agua hasta el cuello". "Ahora, es obvio que el mercado nacional está en declive, y que la gente en el sector minorista por fin está comenzando a darse cuenta de que estamos metidos en serios problemas", dijo Yanai en una entrevista reciente.