La japonesa Citizen mantiene su estrategia de elevar la categoría para sus productos

Luego de afianzar sus negocios en Cali, Medellín, Bucaramanga y Barranquilla, la compañía japonesa de relojes Citizen aspira a fortalecerse en el mercado de Bogotá.

POR:
mayo 04 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-05-04

Aunque este es el más grande y con mayor consumo, la marca ha encontrado ciertas dificultades para obtener los canales idóneos de distribución, señala Gustavo Canto, supervisor de venta y mercadeo de Citizen Latinoamérica. La marca, con 75 años en el mercado mundial, decidió hace 3 años enfocarse en modelos de gran diseño y última tecnología, elevando así la categoría, espera concentrar sus esfuerzos en la línea Eco-Drive, que tiene como característica ser relojes que no necesitan cambio de baterías. La meta de la marca es incrementar este año sus ventas en Colombia entre el 15 y 20 por ciento y colocar unas 500.000 piezas en los 13 países de América Latina. A nivel mundial, Citizen planea vender 8 millones de piezas, lo que permitirá un crecimiento entre 6 y 7 por ciento en unidades. Durante una visita al país del presidente de Citizen para América Latina, Takashi Yamamoto, los directivos de la compañía confirmaron que seguirán concentrándose en un segmento de mercado que busca alto diseño, tecnología de punta y calidad. La meta es que en unos años el 75 por ciento de las ventas provengan de los relojes con la tecnología Eco-Drive. “Nuestro objetivo es continuar elevando la imagen de la marca”, dijo Canto, quien aseguró que hoy es percibida por su alta tecnología y su componente de accesorio de moda. Esto no significará, sin embargo, que dejen de producirse piezas convencionales. En Colombia, la marca se comercializa a través de Lugano Internacional, una compañía que tiene en su portafolio varias marcas de relojes. 200 Mil dólares invertirá este año en publicidad y mercadeo la compañía Citizen en el país.

Siga bajando para encontrar más contenido