Javier Gutiérrez, todo un jefe con las botas y el casco bien puestos

Con la modestia que lo caracteriza, dice que su labor en la presidencia de la Ecopetrol, que le significó el segundo lugar en la categoría, fue un trabajo en equipo.

POR:
mayo 28 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-28

Y afirma que el tema ha sido justamente aglutinar a todos sus colaboradores en torno al proceso de capitalización de la compañía, el cual finalmente sintieron como suyo, y que fue un éxito sin precedentes en la historia empresarial del país.

Ahora la meta es encaminar a la compañía hacia un ambicioso plan estratégico 2008-2015, que no sólo requerirá de mucho dinero sino de la participación de todas las piezas de la organización.

Pero él las aglutina con facilidad: si hay algo que caracteriza a Gutiérrez, es un estilo de gerencia que no se limita a impartir órdenes desde las oficinas de la Séptima con 39, en Bogotá. Es el tipo de jefe que se pone casco y botas y visita toda la operación de la compañía.

Lo primero, para él, fue mejorar el clima laboral en la empresa, que en el pasado fue un motivo de perturbación de la productividad de la petrolera.

Quienes trabajan con él, admiran el trato que tiene con cada uno de sus colaboradores y el calor humano que irradia aún en momentos de dificultad.

Siga bajando para encontrar más contenido