Así es José Roberto Arango, presidente de Coltejer y experto en solucionar 'chicharrones'

Este empresario antioqueño, que ha participado en la fundación de varias empresas, se le midió a la tarea de sacar a la agonizante empresa al otro lado.

POR:
julio 05 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-05

Y lo hará con una paciencia que a simple vista no parece tener.

Mira directo, al centro de la pupila; es apasionado, camina todo el tiempo, aún sobre el mismo espacio, mientras resuelve la vida, habla, contesta al teléfono, da órdenes a cada minuto, a veces con dulzura, a veces contundente, eso le fascina de la misma forma como detesta hablar de sí mismo. Y es que para él la vida trae las soluciones incluídas, el asunto es ejecutarlas.

José Roberto Arango Pava es uno de los verdaderos amigos del Presidente Álvaro Uribe, desde la adolescencia, y de cuya administración salió por un escándalo del que le quedó un dolor que mantiene intacto en algún lugar del alma, es un conciliador, representante de Coltejer, la cual pasó de las manos de la Organización Ardila Lülle, tras 103 años de historia, a las de la textilera más grande del continente, la mexicana Kaltex, en una operación que duró 140 días.

Y es que a él todo le gusta rápido, resuelve cada cosa al instante. Cambió, con la ayuda de su hijo Roberto, un vuelo a Medellín en cinco minutos, mientras daba esta entrevista; contribuyó al rescate de Acerías Paz de Río en tres meses, al Acueducto de Cúcuta en seis meses cuando hizo que pasara de tener 600 empleados y facturar 700 millones de pesos, a 70 empleados y facturar 4.500 millones de pesos.

En Coltejer convenció al presidente de la organización, Carlos Ardila Lülle, de la necesidad de salvar la compañía o liquidarla, tesis que luego transmitió a trabajadores, acreedores, inversionistas, proveedores y futuros dueños, uno por uno con una paciencia que a simple vista no parecería tener pero que seguro la obtiene gracias a la pasión por alcanzar lo que quiere.

Este economista de la Universidad Javeriana, padre de tres hijos, con maestría en Administración Pública de la Universidad de Harvard, reconoce ser de mal genio y está seguro de que cuando se quieren hacer las cosas, se hacen, y rápido. "Si se deseara un verdadero acuerdo de paz en Colombia, se podría lograr en dos semanas, pero aquí, cuando lo intentamos, nos demoramos un año dizque haciendo la agenda".

Pragmático, autosuficiente, sencillo, austero y descomplicado, en los seis meses al mando de Coltejer no usó oficina, caminaba por las plantas y usaba una silla al lado de su secretaria. Su oficina es su maletín personal.

Este paisa ha participado en la fundación de más de media docena de empresas entre ellas Alianza Team, la mayor productora de grasas y aceites vegetales del país del cual domina más del 70 por ciento de su mercado, con representación en México y Chile; Combiser, que hace las Páginas Amarillas; Servicios Postales Especializados; Corredores Asociados, versión Antioquia, fue el negociador de la venta de Cadenalco cuando pasó al mando de Almacenes Exito, logró la fusión que le permitió a Interbolsa crecer y posicionarse, entre otras.

En su cargo como Alto Consejero de la Presidencia de la República, en dos años salvó tres empresas, en la última, Emcali, dejó el proceso comenzado.

Logró el acuerdo que por 22 años fue esquivo para lograr que el municipio y el departamento le comenzaran a pagar a la Nación la deuda por la construcción del Metro de Medellín.

En todos los éxitos que se ha apuntado reconoce una constante, siempre, sin excepción, llega a los lugares donde debe resolver 'los chicharrones' y se dedica por largo tiempo a escuchar a los demás.

En Coltejer fue definitiva su actitud de escucha y diálogo con los trabajadores, a pesar de la oposición férrea de los cinco sindicatos que tenía la empresa. Él, luego de hablar con los operarios de base, los convocó a una encuesta y logró el apoyo del 96 por ciento de ellos.

"Creo en un sindicalismo participativo, que se vuelque a participar con las empresas y que si estas ganan, ellos ganen y si estas pierden, ellos sean solidarios con la misma", dice.

"Expreso lo que pienso, eso a mí me ha dado buenos resultados. He despedido mucha gente y digo la verdad, siempre que uno diga la verdad nunca se equivoca. Tú dices una mentirilla y te lleva a una mentirota", agrega.

Así es el plan de salvamento de Coltejer

En total, Kaltex invertirá unos 210.000 millones de pesos que le garantizarán el manejo del 55 por ciento de Coltejer. Todo para darle una nueva oportunidad a la agonizante textilera y a sus más de 2.000 empleados.

En principio, Kaltex, una compañía con 80 años de historia y con ventas de mil millones de dólares al año, se comprometió a efectuar una capitalización hasta de 85.000 millones de pesos que se dividirán en un 70 por ciento para compra de acciones a razón de un peso por acción y 30 por ciento para la adquisición de maquinaria y equipos para modernizar la nueva Coltejer, que tiene 103 años de historia.

Además, invertirá otros 115 mil millones de pesos para el pago de las acreencias y la liquidación de los 2.000 trabajadores que renunciaron en días pasados a la convención colectiva.

El acuerdo de salvamento prevé la salida total de la Organización Ardila Lülle de la compañía, que solo se quedará con el pasivo pensional de unos 3.000 ex trabajadores que equivale a 118 mil millones de pesos.

También quedó establecido que a partir del próximo 16 de julio se emitirán las acciones de Coltejer en el mercado para ser adquiridas por inversionistas. La compañía comenzará de cero kilómetros gracias al pago de las acreencias a varios deudores, entre ellos la Dian.

ALEJANDRA BUITRAGO
REDACCIÓN DE ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Siga bajando para encontrar más contenido