Jóvenes de E.U. están siendo excluidos laboralmente porque los mayores retrasan su jubilación, según estudio

El análisis afirma que en Estados Unidos los trabajadores de mayor edad vuelven al mercado para recomponer el patrimonio perdido durante la recesión.

POR:
abril 07 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-07

El tamaño de la fuerza laboral se redujo en un 6,3 por ciento para los empleados más jóvenes, pero se incrementó en un 8,5 por ciento para los trabajadores de 55 y más años entre diciembre del 2007 y enero del 2010, según el estudio del Instituto de Políticas Económicas, con sede en Washington.

"Esto es algo problemático, los adultos jóvenes están menos preparados para hacer frente al desempleo que otros grupos. Sin una experiencia previa significativa en empleos de tiempo completo, muchos no califican para el seguro de desempleo o la red de protección social", dijo el organismo.

La recesión que comenzó en diciembre del 2007 ha tenido efectos devastadores en el mercado laboral. Con el deterioro de los precios de las casas y los ahorros de jubilación, los empleados de mayor edad se han visto forzados a continuar trabajando o a volver a hacerlo.

El estudio, publicado este miércoles, señaló que incluso a pesar de que los trabajadores más jóvenes obtengan empleo, es más factible que estos se encuentren en plazas inferiores a sus capacidades.

"Con una seguridad financiera tan baja, los empleados jóvenes tienen menos libertad para capear una recesión y frecuentemente toman cualquier puesto que esté disponible, incluso si este paga menos que un empleo que concuerde con sus capacidades", señaló el informe.

"Esta es una carga seria en el potencial del mercado laboral -menores ingresos, menor producción, menor productividad, y el desplazamiento de los trabajadores menos educados. Los bajos salarios también ponen en peligro el regreso a una mayor  educación", agregó.

Mientras que los trabajadores jóvenes representan tan sólo el 13,5 por ciento del total de la fuerza laboral, uno de cada cuatro desempleados en Estados Unidos tiene menos de 25 años, según el estudio. Por otra parte, el segmento de los empleados de 55 y más años, que representan un 19,1 por ciento de la fuerza laboral, sólo tuvo una tasa de desempleo del 13,4 por ciento.

El estudio reveló también que los empleados más jóvenes estaban experimentando también mayores periodos de cesantía y en promedio les tomaba unos seis meses encontrar un empleo. Aunque la economía ha comenzado a crecer nuevamente y el mercado laboral está camino a la recuperación, el ritmo es probablemente demasiado lento para lograr algún cambio en la suerte de los trabajadores más jóvenes.

Siga bajando para encontrar más contenido