Jóvenes se involucran en el terreno de la caficultura | Finanzas | Economía | Portafolio

Jóvenes se involucran en el terreno de la caficultura

Alexandra Molina, Lina María Carvajal y Jhon Alexánder González, de 21, 20 y 26 años, respectivamente, figuran como propietarios de un predio cafetero, el cual ellos son conscientes que deben trabajar al máximo y así poder pagar el crédito que facilitó la compra de 5,5 hectáreas para cada uno.

POR:
septiembre 19 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-19

Estos jóvenes hacen parte del programa ‘Modelos Innovadores Jóvenes Caficultores’ de la Federación Nacional de Cafeteros que busca un cambio generacional en la caficultura, modernizar la producción y crear un nuevo modelo de redistribución de la tierra. “No son tierras regaladas como en anteriores reformas agrarias, ellos disponen de un crédito a unos diez años con dos de gracia, se busca crear sentido de pertenencia, tienen asesoría y asistencia del servicio de extensión (agrónomos de la Federación)”, dice Cristina Pombo, coordinadora del programa. Luego de una convocatoria pública, incluido perifoneo en las calles de La Celia y Balboa (Risaralda) se presentaron 215 jóvenes, de los cuales, luego de varias sesiones de entrevistas y capacitaciones, fueron seleccionados 21 –entre ellos 10 mujeres– que recibirán seis predios que suman 118 hectáreas. Risaralda es el cuarto departamento en ejecución del programa después de Antioquia, Santander y Tolima, y suman 117 las familias beneficiadas. Las autoridades cafeteras buscan además de la renovación en las siembras, una especie de ‘renovación’ generacional y también frenar el éxodo de los jóvenes del campo hacia las ciudades. “La edad promedio del caficultor es de 58 años y la meta es bajarla a 40. Estos jóvenes tienen entre 18 y 35”, resalta Luis Genaro Muñoz, gerente administrativo de la Federación. Técnicos analizan el estado del predio, que sea apto para la caficultura y se brinda acompañamiento a los nuevos propietarios, incluso con trabajador social. La banca privada facilita los créditos. La idea es llegar a 50.000 jóvenes, que representarían 10 por ciento de la caficultura del país -son unas 500.000 familias caficultoras-. Esta es una de las diversas iniciativas para modernizar y mejorar la productividad y pasar de 12,5 millones de sacos de café este año a 17 millones en el 2014. Para Alexandra Molina, el programa le permite soñar con que su familia vuelve a tener un predio. Debido a la violencia en la que perdió a su padre, su mamá y sus hermanos tuvieron que abandonar la finca.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido