Entre jueces y liberados aceleraron la revaluación

Aunque tradicionalmente los mercados financieros del país han sido apáticos a las innumerables noticias negativas o positivas que ocurren en Colombia, los acontecimientos de la última semana han sido tan fuertes que por fin lograron conmoverlos.

POR:
julio 04 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-04

A las sorpresivas medidas del Banco de la República para frenar la revaluación se sumó el viernes un choque de trenes entre los poderes Ejecutivo y Judicial, que puso nerviosos a los operadores cambiarios y ayudó a que en una semana la divisa subiera 252 pesos. Sin embargo, esta semana las cosas cambiaron por completo y de una tasa de cambio al alza se pasó a una a la baja, que en tan solo tres días ha perdido 175 pesos y ayer cerró, en promedio, en 1.747,45. La tasa oficial de hoy será muy similar y regirá hasta el lunes porque hoy es festivo en E.U. ¿Qué pasó? ¿Por qué la estrategia de las autoridades contra el dólar barato dejó de funcionar? Según los expertos eso se debió a un nuevo panorama que afectó la tasa de cambio y que comenzó con un alto dato de inflación a junio (7,18 por ciento), lo cual revivió la expectativa de mayores alzas de tasas de interés por parte del Banco de la República. Eso se reforzó con la decisión de la Corte Constitucional de no revisar el fallo que emitió en el 2005 y que le dio vía libre a la reelección presidencial, por considerarlo cosa juzgada. “La inestabilidad política que se vislumbraba la semana pasada con una Corte Suprema que ponía en duda la reelección y un presidente amenazando con un referendo, era una situación terriblemente nociva para el país, que los inversionistas locales podíamos procesar, pero que a los extranjeros no les cabía en la cabeza”, señaló Ricardo Durán de Corredores Asociados. Aunque hasta la tarde de ayer la idea del referendo no se había retirado, la decisión de la Corte Constitucional ayudó a disipar temores entre agentes de los mercados financieros, lo que mantuvo el dólar a la baja. A este panorama, se sumaron ayer las reacciones positivas generadas ante la liberación de 15 personas que estaban secuestradas por las Farc. Según un informe del área de investigaciones del Banco Santander, la caída del dólar estuvo impulsada en parte por la valorización de la mayoría de las monedas en Latinoamérica y, en parte, por el rescate de los secuestrados, lo cual califica como un símbolo de debilitamiento de las Farc. “Eso aumenta las posibilidades una negociación pacífica con el grupo armado, lo que a su vez incrementaría la confianza de los inversionistas en el país y podría causar incrementos en la inversión extrajera directa”, asegura el documento. Sin embargo, el tema de la Corte pesó más que el de los secuestrados, dado que sus efectos son inmediatos. “Esas noticias deberían haber provocado mayor revaluación, pero el mismo mercado le está poniendo pisos al dólar, pues se teme que ante una caída fuerte, el Emisor vuelva a tomar medidas poco ortodoxas”, dice Durán. En efecto, aunque ayer el precio del dólar arrancó con una fuerte baja y alcanzó a estar en 1.725 pesos, luego se recuperó. RAZONES DEL DÓLAR BARATO NO HAN CAMBIADO “Todo lo que sube baja y así como el precio del dólar presentó un alza agresiva, era lógico que cayera fuerte, porque las condiciones que tenían abajo el precio de la divisa no han cambiado”, sostiene Otman Gordillo, analista de Alianza Valores. Lo mismo opina Juanita Téllez, jefe de investigaciones económicas del Bbva. En su concepto los temas políticos lo único que han hecho es imprimirle más volatilidad al mercado, pero mientras las exportaciones y la inversión extranjera sigan creciendo, no se puede esperar un alza significativa de la divisa. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido