En julio, importaciones mostrarán mayor caída del año

Los analistas esperan una caída cercana al 30 % en las compras externas. El dólar empieza a ‘corregir’ el déficit comercial del país. Hoy, el Dane revelará el dato a las 4:00 p.m.

Importaciones

Archivo

Importaciones

Finanzas
POR:
septiembre 18 de 2015 - 03:42 a.m.
2015-09-18

El mes pasado, el Dane reportó que en junio las importaciones colombianas se redujeron 14,3 % comparadas con el mismo mes del 2014, al pasar de US$4.923,5 millones en 2014 a US$4.221,2 millones en 2015.

Dicha caída estuvo sustentada en el caída de los combustibles y de los productos de las industrias extractivas en 42,6 %.

Analistas consultados por Portafolio.co coinciden en que las importaciones de julio registrarán una disminución de hasta 30 %. Por otra parte, la tasa de cambio seguirá mostrando su función de 'amortiguador' de los choques externos, como la caída de los precios del petróleo, en las cuentas de la balanza comercial.

UNA CAÍDA INCONTENIBLE

Esteban Tamayo, economista para la región Andina de Citibank, espera que las importaciones totales registren una variación negativa de 28 % en términos interanuales, alcanzando un valor de 4.320 millones de dólares.

“Este descenso anual, en términos porcentuales, es alto comparado con las cifras que se han presentado este año, pero cabe mencionar que está vinculado a una base estadística alta debido a una elevada cifra de importaciones en julio del año pasado”, explicó Tamayo.

Los cálculos de BBVA Research Colombia indican que las compras externas del país mostrarán un nivel de 4.625 millones de dólares, representando una caída de 24 % respecto al séptimo mes del año anterior.

El equipo de Investigaciones Económicas del Banco de Bogotá pronostica una caída anual de 30 por ciento y un valor de US$4.207 millones.

Mauricio Hernández, economista de BBVA Research, el principal ajuste provendría de las importaciones de combustibles y de las compras de bienes durables, como vehículos.

El equipo de analistas del portal 'Economía Aplicada' prevé unas importaciones cercanas a 4.500 millones de dólares, es decir, presentando un retroceso de 20 %.

Por su parte, Camilo Durán, analista macroeconómico de Credicorp Capital, espera que las importaciones continúen deteriorándose durante el mes de julio, producto de los niveles históricamente altos en la tasa de cambio y la desaceleración en el consumo privado.

“En general, no descartamos ver durante julio la mayor caída de las importaciones en lo corrido del año”, añadió Durán.

Desde Investigaciones Económicas de Bancolombia proyectan que las compras externas habrían acelerado su ritmo de caída, como resultado de la depreciación de la tasa de cambio y la desaceleración de la actividad productiva.

Alexander Riveros, economista senior de Bancolombia, sostiene que estas compras marcarán un nivel de 4.427 millones de dólares en julio de 2015, lo cual equivale a una caída de 24 % frente al dato de julio de 2014.

BIENES DE CONSUMO SEGUIRÁN EN PICADA

Es previsible que las importaciones de bienes de consumo hayan continuado disminuyendo frente al 2014 y que la mayor contribución al descenso se asocie a las compras de bienes de capital y materias primas.

Similar a lo observado entre marzo y junio, los analistas esperan que las compras externas de materias primas y productos intermedios, bienes de capital y materiales de construcción presenten caídas relevantes.

“Desde Credicorp Capital pronosticamos una dinámica negativa en las compras de los bienes de consumo, lo que sería consistente con el deterioro en el índice de confianza del consumidor”, comentó Camilo Durán.

Así mismo, los bienes intermedios, como los combustibles y aceites, serán los productos que registrarán mayores caídas, según Sebastián Mayor, analista sectorial y cambiario de Corficolombiana.

TASA DE CAMBIO, EL AMORTIGUADOR AUTOMÁTICO

El dólar ha venido funcionando como el amortiguador automático de los choques externos, y ante la caída de los precios del petróleo, será la herramienta que ayudará a cerrar gradualmente el déficit de la balanza comercial.

Sin embargo, Esteban Tamayo, economista de Citibank, opina que en este momento la devaluación del peso ha tenido un leve efecto sobre la reducción de las importaciones.

“El alto nivel de depreciación debería llevar, tarde o temprano, a una sustitución de importaciones por bienes locales. Esto podría empezarse a ver este año, o en el primer semestre de 2016, llevando así a mayores caídas en comparación con lo visto hasta el momento este año” agregó Tamayo.

Las opiniones de Sebastián Mayor, de Corficolombiana, sugieren que el alza en el precio del billete verde se ha transmitido a los consumidores generando presiones inflacionarias: “Esto indica que ante los mayores costos, los importados de bienes de consumo y materias primas han tenido que cargarles ese peso a los consumidores”.

Por otra parte, Camilo Durán asegura que los niveles actuales de la divisa estadounidense pueden afectar de manera considerable a los empresarios que compran en el extranjero maquinaria y equipos.

“Ante esto, consideramos como positiva la medida de reducción de aranceles para la importación de bienes de capital, establecida en el Pipe 2.0 porque permitirá aprovechar en mayor medida la depreciación del peso”, señaló el especialista de la firma Credicorp Capital.

EMPIEZA EL AJUSTE EN LA BALANZA COMERCIAL

Los expertos consultados señalan que la balanza comercial del país se irá ajustando gradualmente durante los próximos meses.

Es decir, la mayoría espera que, paulatinamente, se dé un menor ritmo de deterioro producto de las reducciones de las importaciones, más que por el incremento de las exportaciones.

En este escenario, la reapertura de la Refinería de Cartagena, esperada para el último trimestre del año, contribuirá de manera significativa.

Las proyecciones de Bancolombia calculan que en lo corrido del año, el balance comercial del país podría acumular un saldo negativo de 8.143 millones de dólares, mayor al observado un año atrás (US$1.913 millones).

“Lo anterior estaría en línea con nuestra expectativa de que el déficit comercial del país totalice US$ 13.089 millones en 2015 y se cierre gradualmente en 2016 a US$7.140 millones”, explicó Riveros.

Las previsiones de 'Economía Aplicada' apuntan a que se mantenga un déficit en torno a los 1.000 millones de dólares mensuales hasta fin de año, con lo cual podría superar los US$10.000 millones en 2015, un déficit mayor al observado en todo 2014 (US$6.293 millones).

Sebastián Rojas

@jusebroj

Portafolio.co