En julio operará la nueva torre de control de El Dorado

Estará a prueba durante dos meses. Las obras tienen más de un año de atraso y una adición de 31.000 millones de pesos.

En julio operará la nueva torre de control de El Dorado

Cortesía

En julio operará la nueva torre de control de El Dorado

Finanzas
POR:
febrero 20 de 2015 - 07:41 p.m.
2015-02-20

La nueva torre de control del aeropuerto El Dorado empezará a operar gradualmente en julio de este año y el  Centro de Gestión Aeronáutica de Colombia (CGAC), desde donde se controlará la aviación del país, estará listo a mediados de septiembre.  Es decir, las dos infraestructuras estarán un año y medio después de lo previsto.

Al culminar un recorrido por las obras, el vicepresidente de la República, Germán Vargas Lleras,  indicó que hubo problemas de diseños desde el principio y un presupuesto desfasado, lo que ha complicado la ejecución de los trabajos.

“Hemos acordado con los contratistas unos plazos: en abril se empezarán a instalar los equipos técnicos y eléctricos, en junio terminará la obra física. En julio debe entrar en operación la nueva torre”, afirmó.

Vargas Lleras les pidió a los contratistas el cumplimiento del cronograma y del compromiso de trabajar 24 horas durante los 7 días de la semana.

Agregó que durante dos meses, agosto y septiembre, “coexistirán simultáneamente las dos torres de control.  Al finalizar ese periodo, se demolerá la antigua torre para instalar seis posiciones más de parqueo para aeronaves”.

Según el vicepresidente, de la terminación de le torre Muisca y del  CGAC dependerá la ampliación de El Dorado y la posibilidad de descongestionar el aeropuerto de Bogotá, al pasar de 52 a 90 operaciones áreas por hora.

Sobre los sobrecostos del proyecto, Vargas Lleras afirmó que los presupuestos estuvieron mal calculados. “Hay un contrato por 105.000 millones de pesos y no tenía previsto una cantidad de obra que se van a  tener que ejecutar”.

Terminó costando más, según el director de la Aeronáutica Civil, Gustavo Lenis, porque no se contemplaron, cuando se hicieron los diseños, unas galerías para unir electromecánicamente las dos infraestructuras.  “Hubo que hacer una adición de 31.000 millones de pesos, la obra ya va en 137.000 millones de”, dijo.

Christian Pardo Quinn
chrpar@eltiempo.com