Kimberly cumple con un papel social activo

Como parte indispensable para el crecimiento de su negocio y el desarrollo de la competitividad de la empresa, Colombiana Kimberly Colpapel asume su gestión de Responsabiliad Social Empresarial.

POR:
mayo 28 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-28

Este es uno de los tres pilares sobre los que se trabaja desde hace unos tres años, para mejorar los resultados de la compañía en el mediano plazo. “La RSE no es un tema delegado, es parte integral de nuestra estrategia de negocio, para lo cual destinamos importantes recursos económicos y humanos”, señala Luisa Fernanda Elorza, gerente de asuntos corporativos de K-C. La directiva explica que la estrategia social de su empresa se sustenta en los siguientes principios basicos: 1. Que sean programas sostenibles en el tiempo, y no donaciones esporádicas, a través de campañas que permitan su medición económica y su impacto social. 2. El campo de acción está focalizado en programas de salud, higiene y bienestar. 3. Se hace intervención social en la cadena productiva, es decir, vinculan a la gente que está alrededor del negocio: proveedores, parte industrial y parte final o clientes. 4. Los empleados deben participar de manera activa y dinámica en cada uno de los programas sociales. Además, se han definido los diferentes programas de acción social. El primero tiene que ver con ayuda a los proveedores. En este sentido, la cadena de reciclaje, clave en la fabricación del papel higiénico, ha vinculado a 1.700 familias de recicladores en las cinco principales ciudades del país, mediante programas de salud e higiene, vacunación, salud oral y dotación de guantes y máscaras para sus labores. También se pretende impactar las zonas de influencia, mediante el ‘Plan Buen Vecino’. Con esto, las familias aledañas a la planta de Puerto Tejada (Cauca), ya cuentan con cinco casas de cultura, tres polideportivos, un centro de salud e infraestructura básica de educación. Todo esto de la mano de la Fundación Colombianitos, que a través del deporte y la música motiva a los niños pobres para que se alejen de la delincuencia. Unos 700 niños en zona rural y 800 en zona urbana son patrocinados por estos programas. En el municipio de Barbosa (Antioquia), zona afectada por paramilitarismo, se benefician unos 500 niños. Lo otro es que se identifiquen las marcas de Kimberly con un compromiso social. Huggies y el Icbf, tienen una campaña de buen trato a los niños. Kotex se unió con Profamilia para patrocinar la prevención del cáncer de cuello uterino. “Un mejor país genera mejores negocios, por equidad social y bonanza empresarial. El consumidor de hoy ha cambiado, a la hora de tomar decisiones piensa en las compañías que le aportan al país”, afirma Elorza, quien agrega que “en RSE no hay catálogos que valgan; hay que mejorar y cambiar de acuerdo a las necesidades de la comunidad”. EL COMPROMISO Kimberly Colpapel destina cerca de 400 millones de pesos dentro de su presupuesto, con la idea de mantener y ampliar la cobertura de estos programas. “Esto nos genera una ventaja competitiva, pues los empleados se sienten orgullosos de trabajar en una empresa socialmente comprometida. Eso aumenta la productividad y mejora nuestros estados financieros”, dice Elorza. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido