Kroquet: cuando el empuje vence las dificultades

Kroquet: cuando el empuje vence las dificultades

POR:
noviembre 06 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-06

Ante la falta de empleo, Sergio Jiménez y su familia buscaron una salida para sostenerse y nació Kroquet, que se ha consolidado como empresa de productos comestibles del municipio de Chía, que llega a diferentes ciudades del país y genera trabajo independiente a pequeños distribuidores de la región. “Fue en diciembre del 2.003. La idea era elaborar un producto que no fuera costoso, de consumo masivo y se nos ocurrió producir y distribuir chicharrones en presentaciones, parecido a un paquete de papas que vendíamos con mi esposa de tienda en tienda”, recuerda su gerente propietario Sergio Jiménez. Hoy, no solo han crecido en ventas, producción y distribución, sino que tienen doce trabajadores fijo y su propia planta de fabricación, que cumple con los requisitos de higiene y salud exigidos por el Ministerio de Salud y el Invima. Sus líneas de producción son chicharrones de sabor picante y ranchero; también hay uno tipo americano y el carnudo, de 35 gramos. En poco tiempo esperan lanzar una línea de rosquitas de harina. Los venden a través de distribuidores, en camionetas pequeñas de reparto, lo que les ha permitido llegar a pequeñas tiendas de Bogotá y a distribuidores en Chía (donde se encuentra la fábrica), Zipaquirá y capitales intermedias del país como Pamplona, Manizales y una parte de Boyacá. Con su participación en eventos como Agroexpo y la Feria del Hogar, en Corferias, esperan lograr el apoyo de las grandes empresas y convencerlas de la calidad del producto.

Siga bajando para encontrar más contenido