‘L’Oréal, tras mil millones de nuevos consumidores’

Emmanuel Lulin, director general de ética de la marca, reveló cómo la compañía tiene marcado el objetivo de lograr clientes en mercados emergentes y nuevas economías.

Emmanuel Lulin/ Director de ética de L’Oréal

Archivo Particular

Emmanuel Lulin/ Director de ética de L’Oréal

Finanzas
POR:
julio 12 de 2014 - 12:38 a.m.
2014-07-12

La conocida multinacional de productos para el cuidado de la belleza es una gran compañía global no solo por su magnitud y ventas, sino por ser una marca construida sobre unos valores fundamentales que les han guiado durante toda la vida de la empresa y que aún siguen haciéndolo.

Así lo expresa el francés Emmanuel Lulin, director de ética de la transnacional, explicando cómo estos valores han dado forma a la cultura y al éxito de su buena reputación.

¿Qué es la ética para la empresa?

La ética está en todo, es una cultura, un comportamiento, el modo de hacer negocios y nosotros creemos fuertemente que una compañía con una fuerte y sólida cultura ética es más inteligente que una con débil.

¿Por qué es tan importante para su marca tener una buena ética?

Es importante para todas las compañías; es lo mismo que tener licencia para conducir.

La ética es la licencia de conducir en la cooperación.

Cuando hablas de ética, hablas de comportamientos más allá de la ley, necesitas pensar cómo tomar decisiones cuando te encuentras ante diferentes y diversas opciones.

Todas las familias tienen una serie de valores asentados, las compañías son iguales. Integridad, respeto, transparencia y coraje son valores fundamentales.

¿A qué desafíos se enfrentan los empleados?

Uno de los desafíos para los mánagers de cualquier organización, incluyendo multinacionales, es animar a los empleados de cualquier nivel de la organización a dar su opinión.

Cuando los empleados se sienten libres de expresarse, compartir sus deseos, lo que están haciendo, qué debería mejorar, etc. Nosotros funcionamos mucho mejor.

¿Cuáles son los objetivos de L’Oréal?

El presidente de la compañía tiene asentado como objetivo una estrategia para el grupo.

Es ganar mil millones de nuevos consumidores de 10 a 15 años.

Nosotros encontraremos estos nuevos consumidores, en gran medida, en mercados emergentes y nuevas economías.

¿Cuál es la función de la ética en la firma?

“Nuestros valores están presentes en cualquier aspecto de nuestra actividad diaria”.

L’Oréal siempre ha tenido unos valores muy marcados que han dado lugar a su cultura y su reputación. Los valores esenciales son la integridad, el respeto y la excelencia.

No solo se les juzga en base a lo que hacen, sino también en la metodología que utilizan.

Todo lo que han venido haciendo hasta ahora, unido a todo lo que van a seguir desarrollando, es voluntario y lo hacen proactivamente.

La ética les aporta una visión compartida y una serie de referencias.

En pocas palabras, piensan que los líderes internacionales del futuro proceden de empresas en las que la ética ya está integrada, tanto en su plan estratégico como en la actividad en la que operan a diario.

En L’Oréal consideran que la ética continúa a partir del momento en el que finalizan las normas, por lo que continuamente se preguntan a ellos mismos “no lo podemos hacer”, pero “¿debemos hacerlo?”.

Por lo tanto la ética les permite obtener y mantener la confianza de las partes interesadas por lo que de un modo conjunto pueden desarrollar y contribuir de un modo proactivo a la sociedad.

Nuestros valores están presentes en cualquier aspecto de nuestra actividad diaria.

Los ejemplos más visibles son, por supuesto, su arma más potente en el Desarrollo sostenible y en las políticas de diversidad, además, están integradas en aquellos aspectos que son menos visibles tales como la política llevada a cabo por su Departamento de Compras, así como los últimos estándares en lo que respecta a la calidad y seguridad del producto.

Inmaculada Iglesias

inmigl@eltiempo.com