Atraer más inversionistas y empresas, el reto actual de la Bolsa de Colombia

La BVC avanza en volúmenes transados e internacionalización. Desafío: captar emisores para que los administradores de portafolios tengan más opciones.

Juan Pablo Córdoba

Juan Pablo Córdoba, presidente de la Bolsa de Valores de Colombia.

Archivo Portafolio

Finanzas
POR:
Portafolio
julio 04 de 2016 - 11:06 p.m.
2016-07-04

Hace exactamente 15 años, el primer día hábil después del festivo de San Pedro, empezaron las operaciones la Bolsa de Valores de Colombia (BVC), fruto de la fusión de las bolsas de Bogotá, Medellín y Occidente.

Hoy, la BVC es reconocida por sus avances en materia de diversificación y del liderazgo ante la titánica tarea de la integración de los mercados financieros en la región.

Pero para llegar a ese punto, en medio de vientos que unas veces fueron favorables y otras veces adversos, se han necesitado esfuerzos en tiempo, regulaciones e inversión.
De hecho, pasar de tres plazas bursátiles a una fue el primer síntoma de que se requería un mercado más grande, líquido y profundo.

Luego, con el crecimiento de la economía, la necesidad de que las empresas contaran con más fuentes de financiación y el interés de los inversionistas, los volúmenes fueron creciendo.

Luis Miguel González, presidente de Credicorp Capital Colombia, destaca esta situación, al señalar que “los volúmenes de negociación se han incrementado sustancialmente: en renta fija, por ejemplo, pasaron de cien millones de dólares aproximadamente a cerca de 1.300 millones promedio diario en la actualidad. En renta variable los volúmenes pasaron de uno a cien millones de dólares”.

Y si bien las negociaciones con acciones, TES y deuda corporativa son relevantes, los expertos del mercado coinciden en la importancia que tienen otro tipo de productos.
Con esto, se hace referencia a los derivados, mercado que vio la luz en el 2008 y que hoy es tercero en la región y mueve más recursos que la renta variable.

Igualmente, se han desarrollado otro tipo de productos, como los ETF (fondos bursátiles) como el iColcap “que le dio visibilidad e identidad propia al mercado local incentivando además la creación del ETF, uno de los mecanismos más importantes de exposición”, afirma Juan Rafael Pérez, CEO de BTG Pactual Colombia.

MÁS QUE OPERACIÓN

Los avances se han dado en temas más allá de lo transaccional. González, de Credicorp, recuerda que “en ese entonces la Bolsa estaba constituida como una especie de club cerrado conformada por un grupo de comisionistas cuyas funciones abarcaban el mercado de capitales, el gremio y la autorregulación del mercado. Hoy en día esas funciones se encuentran distribuidas entre Asobolsa que asume lo relativo al gremio, la autoregulación en cabeza del AMV y la Bolsa que administra y promueve las operaciones del mercado de capitales”.

A su juicio, esto “ha permitido la apertura de esta última hacia el público en general y la llegada de otros accionistas a la BVC y otro tipo de participantes del mercado diferentes a las comisionistas de bolsa, con lo cual esta institución ha dado un paso muy importante para lograr el crecimiento y la participación que actualmente tiene dentro del comportamiento económico del país”.

Como se recuerda, fondos de pensiones, bancos, aseguradoras y fiduciarias son parte fundamental del mercado. Esto, sin contar con el atractivo que, en medio de la turbulencia, han tenido los activos colombianos para los inversionistas extranjeros.

En los últimos cinco años, uno de los principales proyectos ha sido el de la integración con otros mercados de la región, al punto que hoy “está posicionada como una bolsa líder en la región, activa en la integración financiera de la Alianza del Pacífico y en constante evolución”, señala el presidente de la BVC, Juan Pablo Córdoba.

El Mila, del cual hace parte la bolsa colombiana junto a sus pares de Chile, Perú y más recientemente México, es una muestra de este esfuerzo, que seguirá consolidándose en los próximos años.

“Hay interés por avanzar en la integración regional, que se haga posible un gran mercado, mucho más visible y sobre todo con más productos y oportunidades tanto para inversionistas como para las empresas”, puntualiza Córdoba.

Pero la internacionalización no para ahí. Aparte de la atracción de inversionistas extranjeros, hace algunos años se lanzó el Mercado Global Colombiano, para que en el mercado local los administradores de portafolios puedan acceder a activos listados en el exterior.

Y desde el punto de vista corporativo, un elemento clave ha sido la diversificación de ingresos, para que la Bolsa no quede del todo expuesta a los vaivenes de los mercados. Esto, si se tiene en cuenta que ha invertido en empresas de distintos eslabones en la cadena de esta industria.

LOS DESAFÍOS

Sin embargo, en múltiples escenarios se ha dicho que el tamaño del mercado de capitales colombiano es muy pequeño frente a la economía.

Es por eso que los expertos coinciden, sin duda, en que el principal desafío para los próximos años es vincular a más empresas y a más inversionistas.

“Tenemos el reto de que más compañías ingresen y que sea palpable que en el mercado de capitales encuentran alternativas de financiación atractivas”, dice el Presidente de la BVC.

En ese mismo sentido, Juan Rafael Pérez, CEO de BTG Pactual Colombia, afirma que es clave “aumentar los volúmenes transados a través de la atracción de nuevos emisores y el desarrollo de un rango más amplio de títulos con perfiles de riesgo distintos”.

Por su parte, el Presidente de Credicorp considera que hay que “mejorar aún más la eficiencia ya que actualmente la infraestructura del mercado se encuentra bastante atomizada entre diferentes proveedores. Aun cuando todos los agentes se esfuerzan por promover el desarrollo del mercado, el hecho de que cada compañía funcione independientemente hace que al final primen los intereses individuales”.

luicon@eltiempo.com