‘La política comercial agraria debe interpretar al sector’

El economista Andrés Espinosa Fenwarth analiza algunas situaciones que se han presentado en el comercio agrario. 

Andrés Espinosa Fenwarth

Andrés Espinosa Fenwarth, autor del estudio

Archivo Portafolio.com

Finanzas
POR:
Portafolio
abril 25 de 2017 - 08:11 p.m.
2017-04-25

“La política comercial agropecuaria debe ser congruente con los tratados de libre comercio (TLC) y evitar la rebaja unilateral de aranceles".

“Se requieren políticas de promoción a las exportaciones de largo plazo y un tratamiento tributario favorable que promueva el sector agropecuario".

(Lea: Expertos esperan el despegue del PIB agropecuario en el 2017

“Además, debe revisarse la estructura y el funcionamiento del llamado Comité Triple A para eliminar su sesgo antiagrícola”.

Estos son las tres conclusiones principales del estudio Política Comercial Agropecuaria de Colombia, preparado por el economista Andrés Espinosa Fenwarth, para el Ministerio de Agricultura.

(Lea: Tras reunión con Minagricultura, supermercados comprarían directamente a los agricultores

El experto asegura en el documento que los ministerios de Agricultura y de Comercio deben formular una política de comercio exterior para los productos agrarios, acorde con lo negociado en los tratados comerciales.

Esta debe ser coherente con las metas del Ministerio y, en particular, con Colombia Siembra.

(Lea: Mincomercio y Minagricultura, por la competitividad del agro

Además, afirmó que se debe valorar y respetar el aporte de la actividad y su impacto sobre el desarrollo regional.

Una parte del texto la dedica Espinosa a destacar la situación del que llama ‘milagro peruano de exportación agrícola’, pues esa experiencia “confirma la necesidad de que las políticas y programas de promoción, fomento de exportaciones y el régimen tributario sean favorables y de largo aliento para que sean eficaces”, dice el estudio.

El agro (peruano) genera aproximadamente el 7,6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), marcando un ritmo de crecimiento de 14,5 por ciento, promedio anual desde inicio del nuevo siglo.

El análisis de la economía peruana indica que lo más destacado para su desarrollo ha sido el impulso a los sistema de riego.

“El crecimiento agrícola ha sido impulsado por el cultivo de productos no tradicionales, como espárragos, aguacates, quinua y uvas; estos representan el 85 por ciento de las exportaciones agrícolas de ese país”, dice el documento.

Acerca del llamado Comité Triple A, el experto llamó la atención porque, al parecer, sería más propenso a plasmar en decisiones las inquietudes de los industriales (menos trabas a las importaciones), en detrimento de los productores del agro y en contravía de un proceso de “apertura gradual, selectiva y recíproca del agro nacional”.

Esa tendencia podría, incluso poner en riesgo el ‘Plan Colombia Siembra’, por lo que se haría necesario reformarlo.

Pide, por ejemplo, cambiar el sistema de votación, hacer las reuniones ordinarias de manera presencial (muchas se hacen hoy de forma virtual) y que las decisiones que tome en materia agropecuaria tengan (obligatoriamente) el conocimiento y aval del Ministerio de Agricultura.

Otros cambios propuestos tiene que ver con los temas operativos del comité mismo.

HAY MÁS IMPORTACIONES PESE A LOS LÍMITES EN LAS CUOTAS

Uno de los aspectos en los que llama la atención el documento del economista Andrés Espinosa es en la entrada por encima de los contingentes negociados de varios productos considerados como ‘sensibles’, que han requerido una Salvaguardia Especial Agrícola (SEA). Entre los ejemplos se destacan productos como maíz amarillo, maíz blanco, arroz y cuartos traseros de pollo.

Para ilustrar la situación que está presentándose en Colombia citó el caso de México, tras la firma del TLCAN, al permitir el libre acceso de maíz amarillo estadounidense, lo que se tradujo en la importación de 14,6 millones de toneladas del cereal, sin aranceles y por encima de la cuota.

Por esto reclama la acción del Ministerio de Agricultura para que a su vez le exija a la Dian la información oportuna de las operaciones de importaciones amparadas en los TLC, para que se cumpla de forma estricta con los establecido.

Por otro lado, considera ‘inconsistente’ la Reforma Arancelaria Estructural, pues, dice, distorsiona la realidad del país.