A. Latina, desaceleración no recesión: Mood's

A. Latina, desaceleración no recesión: Mood's

POR:
noviembre 06 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-06

La severidad de la crisis estadounidense y el desplome financiero y económico de Europa están amenazando a la economía global.

A pesar de que América Latina está en buenas condiciones, el efecto de contagio hacia sus sistemas financieros y las restricciones potenciales para sus economías podrían afectar su desempeño el año entrante, sin que ello implique que la región entre en recesión.

La relativa resistencia mostrada por los mercados de América Latina se encuentra sustentada en un mayor nivel de supervisión y regulación implementados por los gobiernos luego de las crisis de finales de los años noventa.

Gracias a la solidez de los fundamentos económicos y al fortalecimiento del mercado interno, hasta la fecha la región ha sido capaz de soportar el impacto negativo de la desaceleración en Estados Unidos. De hecho, durante la primera mitad del año la expansión de la región no mostró señales de desaceleración, registrando tasas de crecimiento similares a las de 2007.

No obstante, con el deterioro de las condiciones financieras en E.U. y su filtración hacia el resto del mundo, así como el debilitamiento de la demanda externa y el ajuste consecuente en los precios de las materias primas, A. Latina moderará su crecimiento este año hacia una trayectoria más congruente con su propia capacidad. De hecho, se prevé que la expansión de la región se modere durante la segunda mitad del año. Así, el crecimiento tenderá a su ritmo potencial al ubicarse alrededor de 4,6 por ciento, contra 5,7 por ciento del año pasado.

América Latina continuará ajustándose a la baja el año entrante, con un crecimiento que se moderará hacia 3,4 por ciento, nivel ligeramente inferior a su capacidad potencial, debido al debilitamiento adicional de la demanda global y los precios de las materias primas.

Todos los países de América Latina se desacelerarán para alcanzar tasas de crecimiento de entre 3 y 4 por ciento, con excepción de México que ubicará su crecimiento entre 1.5 y 2 por ciento. En términos macroeconómicos, Brasil, Chile y Perú seguirán siendo los países más fuertes de la región, mientras que los más débiles serán Argentina, Venezuela y Colombia hasta cierto punto.

Siga bajando para encontrar más contenido