Latinoamérica, un mercado por explorar

Colombia pasa por un buen momento comercial. En el acumulado a febrero del año 2008, las exportaciones tradicionales crecieron en 74,8%, mientras las exportaciones no tradicionales se incrementaron 32,7%. En este contexto, continuaron destacándose productos como banano, oro y sus desperdicios, carne bovina, confecciones, productos químicos, bombones, chocolates y desperdicios de cobre, entre otros.

POR:
mayo 14 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-14

Sin embargo, el macrosector que presentó el mayor crecimiento en febrero de 2008 con relación al mismo periodo de 2007 fue prendas de vestir que alcanzó un total de US$ 437,1 millones durante el periodo en mención. Este monto representa un aumento de 88,3%. Por su parte, las exportaciones de Textiles y Confecciones contribuyeron con el 85% del incremento total, registrando US$ 345,4 millones para el periodo de referencia. Mientras que las exportaciones y Manufacturas de Cuero crecieron en 112% y calzado un 68%. Sin embargo en estas cifras crecientes hay un vacio. Los empresarios siguen exportando a los mercados naturales, dejando de lado países que son potenciales compradores y que no están muy lejos, en ocasiones a la falta de conocimiento de esos mercados. Por ejemplo, Guatemala, Uruguay, Antillas, entre otros, son países de la región que prácticamente no aparecen en las listas de exportación. Y aunque están a pocos kilómetros de distancia y las necesidades son parecidas a las de otros países de la región, no hay una relación estrecha con ellos. De ahí que es el momento para que los exportadores empiecen a buscar y a conocer las condiciones de mercados internacionales que pueden resultar más atractivos de lo que se imaginan. Por ejemplo, El Salvador con cerca de siete millones de habitantes tiene una escasa relación comercial con Colombia. Entre los principales productos no tradicionales exportados por Colombia a ese país, están libros e impresos, alambre de cobre refinado, perfumes y algunos textiles. Y aunque Colombia y El Salvador tienen firmado el Acuerdo de Alcance Parcial, entre otros acuerdos multilaterales, son escasos los empresarios que se le miden a exportar hacia éste u otros países pequeños. Algo similar sucede con Jamaica, Guatemala, Uruguay, entre otros de la región. En cada caso, aspectos como la regulación, las condiciones económicas y políticas son los más importantes de analizar a la hora de exportar, ya que cada país es un mercado diferente y muy particular. Por ejemplo en Jamaica, la Oficina de Estándares es cada vez más estricta en el control de calidad de los productos importados. Las licencias de importación son requeridas para diversos productos, incluyendo leche en polvo, azúcar refinada, plantas y partes de plantas para perfumes o propósitos farmacéuticos, resinas, sabia de vegetales y extractos, ciertos químicos, vehículo de motor y partes, armas y munición, ciertos juguetes y máquinas de juego. Las licencias son otorgadas por el consejo de comercio bajo el Ministerio de Comercio y Tecnología. Otro caso es el de Honduras que viene trabajando en la Ley de Inversión, zonas francas comerciales, bajos costos laborales y la reducción de barreras comerciales. Esto ha hecho de Honduras un país ampliamente atractivo para los inversionistas extranjeros. Y con una óptica muy particular, se mira el mercado chileno, uno de los países con mayor crecimiento económico en la región. Chile cuenta con una ley de inversión extranjera que busca capital y tecnología extranjeras necesarias para ayudar en el desarrollo económico del país. También creó el Estatuto de Inversión Extranjera, basado en el principio de no discriminación entre nacionales y extranjeros. Estos ejemplos, muestran las condiciones favorables de diversos países de la región para ampliar los horizontes de exportación. La clave, no sólo está en conocer el procedimiento para exportar, sino en estrechar relaciones con empresarios de otros países para no dejar pasar las oportunidades.No debe haber ‘peros’ para exportar Más de 500 empresas de confecciones, dotación hogar, hotelero, cueros, accesorios, manufacturas e insumos de América Latina se reunirán, durante dos días, en la nueva Macrorrueda Latinoamericana de Negocios que el Gobierno colombiano ha organizado para ampliar el comercio regional. Con esta iniciativa ya se han realizado 20 macrorruedas Internacionales de Negocios, que en los últimos cinco años han congregado a más de 5.700 empresas colombianas y cerca de 3.500 compradores internacionales. Para María Elvira Pombo, presidente de PROEXPORT, “las macrorruedas son herramientas clave para activar la promoción de las exportaciones no tradicionales colombianas y una oportunidad para que nuestros empresarios logren posicionar sus productos en los mercados internacionales y así generar nuevos contactos”. En esta ocasión, la Macrorrueda Latinoamérica y del Caribe convoca a los Macrosectores de manufacturas e insumos, prendas de vestir y servicios. Es decir, estarán en Medellín durante dos días, empresas productoras y distribuidoras de ropa, marroquinería, calzado, bisutería, joyas, artículos para el hogar, muebles, metalmecánica, abonos, entre otros segmentos. A la fecha están confirmados 208 empresarios de 18 países, entre los que se incluyen: Antillas Holandesas, Aruba, Bahamas, Barbados, Chile, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Jamaica, México, Panamá, Perú, Puerto Rico, República Dominicana, Uruguay y Venezuela. Del lado colombiano están confirmados 323 empresarios de Antioquia, Atlántico, Bolívar, Cundinamarca, entre otros. CONQUISTANDO MERCADOS Los buenos resultados de las macrorruedas demuestran, que estas iniciativas impulsan el comercio local a nivel internacional. Y ¿por qué estos eventos son tan bien recibidos por los empresarios? Ante todo, porque las empresas regionales quieren ampliar sus mercados. De ahí que la Macrorrueda se convierte en el espacio perfecto para iniciar una negociación internacional. Lo que busca Proexport al promover estos eventos es generar oportunidades de negocio y contactos efectivos con los compradores de los países asistentes, así como preparar una oferta exportable y empresarios con sentido de responsabilidad. “La entidad cuenta con una red de oficinas tanto a nivel nacional como internacional. Tiene asesores especializados que ayuda hacer seguimientos a las oportunidades de negocios, que se generan, con el único objetivo de lograr la inserción efectiva de las empresas en los mercados internacionale”, complementa, Pombo. No obstante, la depreciación de la tasa de cambio, la dinámica de la demanda externa siguió jugando un papel fundamental, con aumentos en las ventas, respecto a lo registrado en el año anterior.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido