Así le irá al comercio exterior del país este año

Se espera que el volumen de mercancías aumente entre tres y cinco por ciento al cierre de 2015. Aún el impacto de la devaluación del peso sobre las exportaciones ha sido menor de lo esperado debido a la existencia de inventarios.

Finanzas
POR:
junio 03 de 2015 - 12:36 p.m.
2015-06-03

Las cifras de comercio exterior del primer trimestre de 2015 indican que la economía colombiana vivirá un período de ajuste y transición, en el que tanto importadores como exportadores se adaptarán a un nuevo contexto de desaceleración.

En ese contexto, el grupo Maersk señaló que la expectativa de crecimiento es positiva para el comercio internacional de Colombia y espera que el volumen de mercancías aumente entre tres y cinco por ciento al cierre de 2015.

Relativo al mismo período del año anterior, las exportaciones de contenedores de Colombia cayeron en el primer trimestre de 2015, mientras que las importaciones de contendores permanecieron prácticamente estáticas.

Esto evidencia que la devaluación del peso colombiano y los Tratados de Libre Comercio (TLC) con los Estados Unidos, países miembros de la Alianza del Pacífico y Asia todavía no han generado los beneficios esperados.

En ese sentido, el impacto de la devaluación del peso sobre las exportaciones ha sido menor de lo esperado debido a la existencia de inventarios.

En cuanto a las importaciones, al contar con reservas existentes, es probable que se estén postergando nuevas compras mientras el mercado espera que la volatilidad de la divisa se calme.

Sin embargo, con respecto al comercio en el continente, continúa la expectativa de que en el mediano plazo éste crecerá a medida que los exportadores se adaptan para aprovechar los beneficios de nuevos pactos comerciales con países en la región.

En cuanto al comercio con Asia, es probable que las importaciones de contenedores desde Corea sigan aumentando, impulsadas por la demanda de autopartes.

Por otra parte, el crecimiento económico que se espera en India podría compensar los volúmenes de comercio exterior con China, que se han frenado a medida que la demanda de ese país parece haber llegado a su nivel límite de crecimiento.

DEVALUACIÓN IMPULSARÁ LAS EXPORTACIONES

En términos agregados, las exportaciones de Colombia cayeron 30 por ciento en el primer trimestre de 2015, frente al año anterior, debido a la fuerte caída de los precios internacionales del petróleo.

Cabe señalar que durante la última década, el país ha dependido en gran medida de los hidrocarburos, ya que el petróleo y el carbón han representado el 44 por ciento y el 14 por ciento de las exportaciones totales, respectivamente.

Las cifras de comercio en contenedores se convierten en un indicador importante para entender tendencias en el consumo y la producción de la economía colombiana.

En términos de contenedores, las exportaciones retrocedieron 10 por ciento en el primer trimestre del año, atribuible en gran medida a una reducción atípica en envíos de vidrio, materiales de construcción y chatarra, mientras que las importaciones de contenedores disminuyeron menos de uno por ciento, manteniéndose prácticamente estables.

Las cifras anteriores indican que la rápida depreciación del peso colombiano –impulsada en gran medida por la caída de los precios internacionales del petróleo– todavía no ha afectado de manera significativa los volúmenes de comercio.

“Aún no estamos viendo un aumento en las exportaciones, ya que la capacidad de producción fija en sectores clave como el floricultor y el de las frutas, limitan la capacidad de respuesta de los exportadores. Además, algunas exportaciones industriales colombianas dependen de las materias primas importadas, razón por la cual su costo de producción se ha visto afectado por la devaluación”, explica Juan Camilo Vásquez, gerente de ventas en Colombia para Maersk Line.

“Por otra parte, sí hemos visto que los exportadores de café se están beneficiando de las nuevas tasas de cambio, pues ellos tienen la ventaja de poder vender la producción que tienen almacenada. Es destacable que entre enero y marzo de 2015 las exportaciones de bananos colombianos han subido un 30 por ciento, ya que la sobrevaloración del dólar en Ecuador encareció sus productos y reorientó la demanda del Norte de Europa hacia Colombia”, agrega Vásquez.

En contraste, de acuerdo con datos del primer trimestre de 2015, compilados por Maersk Line, las importaciones en contenedores procedentes de Europa aumentaron un 16 por ciento.

“Hasta el momento, Europa es el único mercado en el que podemos ver un impacto significativo en el comercio atribuible a la tasa de cambio. A medida que el euro se hizo más accesible para los colombianos durante el 2014, vimos un aumento en las importaciones de insumos como maquinaria, productos químicos y fertilizantes, así como más importaciones de automóviles de lujo”, dice Vásquez.

TRATADOS DE LIBRE COMERCIO

“A mediano plazo somos optimistas de que el comercio exterior aumentará gracias a la intensa actividad de Colombia en la búsqueda de acuerdos de libre comercio. Sin embargo, lo cierto es que a la fecha, los acuerdos que se han firmado recientemente aún no han afectado los niveles reales de comercio con los Estados Unidos, Europa, los países de Asia o los miembros de la Alianza del Pacífico, como México, Chile y Perú”, señala Vásquez.

En términos de la Alianza del Pacífico, los datos indican que tanto las exportaciones como las importaciones procedentes de México, Chile y Perú disminuyeron en relación con los niveles del primer trimestre de 2014.

Las exportaciones a México se redujeron en casi 16 por ciento, mientras que las exportaciones a Chile y Perú cayeron 21 por ciento y 14 por ciento, respectivamente.

Aunque los cambios en las importaciones fueron menos drásticos –cayeron 13 por ciento en el caso de México y seis por ciento para Perú, y en Chile crecieron dos por ciento– hubo una caída de volúmenes en todos los ámbitos, lo que contrasta con las expectativas asociadas al bloque comercial recién formado entre estas cuatro economías emergentes.

Juan Camilo Vásquez explica que “mientras las tiendas de ‘retail’ chilenas han aumentado las inversiones en Colombia, sus productos llegan principalmente desde los países asiáticos. De hecho, los productos tradicionales como la madera y las frutas son los responsables del incremento en las importaciones desde Chile”.

Portafolio.co