Por fin le ponen freno a la monilia

Con una inversión de 6.500 millones de pesos, desde el 2006 se viene adelantando en el país una campaña para el manejo y control de la moniliasis en las principales zonas productoras de cacao del país.

POR:
julio 01 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-01

Los recursos para financiar dicha campaña han sido aportados por el Ministerio de Agricultura, Fedecacao, el Fondo Nacional Cacaotero, el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) y las compañías Nacional de chocolates, Casa Luker y Colombina. “La campaña para manejo integrado de la monilia, busca estrategias de difusión, adopción y aplicación de los componentes técnicos, es decir, tecnología existente para el control de la enfermedad, proveniente de la investigación, probada para el control y manejo económico y productivo de la enfermedad”, dijo Jacob Rojas, gerente técnico de Fedecacao, durante su intervención en el seminario internacional ‘Avances de investigación, hacia el fortalecimiento de la cacaocultura colombina’, que culminó el pasado fin de semana en el municipio de Floridablanca (Santander). En el certamen se expuso que, la información obtenida después de varios años de investigación, ha permitido encontrar como resultado concreto a este problema sanitario, un sistema de manejo, basado en la implementación de prácticas culturales. “La enfermedad es manejable si se hace su control bajo el esquema de rondas semanales de remoción de frutos enfermos con el fin de eliminar las fuentes internas. “Para llegar a los productores se emplean cuatro métodos de extensión: individuales, grupales, masivos, y fincas piloto. En el primer caso, se hacen visitas a fincas de productores; en el otro se emplea el método de escuelas cacaoteras, reuniones o talleres y demostraciones de método. Para masificar el trabajo se publican folletos y cartillas, se hacen cuñas radiales y programas de radio”, explicó Rojas al auditorio. Igualmente, anotó se tienen fincas piloto donde se estableció en una hectárea el manejo integrado de la monilia para demostrar las ventajas del control. Para el manejo de la enfermedad se tienen varias recomendaciones, como la remoción semanal de todos los frutos enfermos antes de su esporulación; poda rutinaria de los árboles de sombrío y del cacaotal en las épocas indicadas; disminución de la elevación de los árboles de cacao a una altura no mayor de cuatro metros; rehabilitación o renovación de ellos cuando sea necesario; y tratamiento de los residuos de cosecha para disminuir la diseminación de la enfermedad. Al igual que la roya del café o el rayado en los cultivos de banano, la monilia es una enfermedad letal para los cultivos de cacao, pues ataca los frutos, ocasionando pérdida total de estos cuando están en pleno desarrollo. Según el Ministerio de Agricultura, para el año 2019 se espera que Colombia cuente con 300.000 hectáreas de cacao, las que producirían 450.000 toneladas anuales, de las cuales 150.000 serían para consumo interno, y las restantes con destino a los mercados internacionales. Esta fue la meta trazada por el Gobierno nacional y el gremio cacaotero (Fedecacao).WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido