El leasing, una buena alternativa de compra

Comprar una bodega o local comercial en un sitio estratégico de negocios es el sueño de varios empresarios colombianos que quieren invertir su capital de manera segura y rentable, y, para hacerlo realidad, en el mercado financiero encuentran dos opciones.

POR:
julio 29 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-29

La mayoría de entidades financieras en el país brindan a estos usuarios el Leasing Financiero como una alternativa para que las empresas financien sus activos productivos, conserven su liquidez y obtengan beneficios tributarios. Según fuentes del Banco de Bogotá, “con la modalidad de leasing, el empresario tiene facilidad de elegir los plazos y los montos, de acuerdo con su necesidad. Además, el cliente cuenta con cánones deducibles del 100 por ciento del impuesto de renta y puede adquirir los activos fijos con proveedores nacionales o extranjeros. No requiere de capital inicial para comenzar a disfrutar de su activo y el nivel de endeudamiento de la empresa no se ve afectado, porque no figura en el pasivo”. El leasing permite financiar activos como bodegas, locales y oficinas; maquinaria y equipo; equipo de cómputo y vehículos utilitarios. Para ello, los bancos cuentan con un porcentaje de financiación, de acuerdo con el activo que el cliente desea financiar. Por lo general, la financiación de los bienes nuevos cubre hasta el 100 por ciento de su valor comercial, excepto en equipo de cómputo, en el cual se financia hasta el 70 por ciento; y en los bienes usados, el crédito se otorga hasta por el 70 por ciento de su valor comercial. Con Bancóldex Con el fin de apoyar programas que tengan como objetivo mejorar la competitividad en los mercados internacionales de las empresas exportadoras o potencialmente exportadoras, directas e indirectas, Bancóldex creó una modalidad de crédito que permite, bajo el mecanismo de redescuento o mediante operaciones de leasing, financiar las inversiones para el desarrollo de proyectos de fortalecimiento de la gestión de la empresa o de su capacidad tecnológica; sistemas de información para proyectos de gestión gerencial, innovación y desarrollo tecnológico y capacitación en nueva tecnologías. Este producto cubre hasta un 80 por ciento el valor del equipo o maquinaria y máximo de 70 por ciento para la compra de vehículos de uso exclusivo del negocio, y la compra, remodelación o construcción de locales comerciales. Los créditos, otra forma de financiación Otra alternativa para adquirir un préstamo que permita hacer realidad ese sueño de empresarios e industriales, de comprar una bodega o local comercial en un buen sitio está en los créditos. Hoy, esta posibilidad es viable a través de las entidades financieras que ofrecen este tipo de crédito en sus portafolios, junto con los créditos para mejoramiento de oficinas, locales o consultorios. Se otorgan en pesos o en UVR, de acuerdo con los requerimientos del cliente. Los principales beneficios que se tienen por adquirir un local comercial, una bodega, un consultorio o un lote en la modalidad UVR, de acuerdo con información suministrada por Bancolombia, dependen del comportamiento de la inflación, una variable controlada por el Banco de la República; y además se cuenta con un amplio plazo de financiación, hasta de 10 años, con bajas tasas de interés. Para el estudio de créditos destinados a la compra de locales, bodegas u oficinas, las entidades pueden tener en cuenta, incluso, los ingresos familiares. Del mismo modo, el desembolso no tiene impuesto de timbre, al contar con garantía hipotecaria y la flexibilidad de los planes del crédito puede adaptarse a las condiciones financieras del usuario. En Bancolombia, con la solicitud de este tipo de crédito y con un único trámite, el cliente puede acceder a las líneas de crédito del banco, de acuerdo con su capacidad de endeudamiento, lo que le permite dotar su local comercial, consultorio, bodega o cubrir los gastos asociados con su inversión. Para ello, usualmente las entidades financieras cuentan con asesores comerciales, que orientan a los clientes en el proceso de solicitud. ¿EN QUÉ CONSISTE EL LEASING? La denominación ‘leasing’ se deriva del verbo anglo ‘to lease’, que significa “tomar o dar en arrendamiento”. En Colombia, el contexto de la palabra es más amplio y consiste en un contrato entre dos partes, en el que la primera, que por lo general es una entidad financiera, entrega a la otra parte un activo o inmueble, durante un plazo convenido para que ella haga uso de ese bien. Por ese beneficio, el usuario le paga mensualmente al banco una suma de dinero convenida, desde el inicio del acuerdo. Esta modalidad es una especie de contrato de arrendamiento, pero a diferencia de este, existe la opción de adquirir el inmueble al finalizar el pago total del contrato. Igualmente, los plazos para el pago total pueden variar de acuerdo con la entidad financiera; sin embargo, la mayoría ofrece desde 10 y hasta 15 años. Para tener claridad de esta figura, Fedeleasing (Federación Colombiana de Compañías de Leasing) explica las diferencias entre el leasing y el crédito bancario. Mientras el primero tiene como condición esencial la entrega de un activo de propiedad al cliente para su uso y goce, en el crédito lo que se entrega al usuario es dinero. En este caso, la persona debe devolver a la entidad la suma entregada y los intereses generados por la operación. La existencia de un activo de propiedad del leasing es la esencia de la operación de arrendamiento; en el crédito no existen bienes de por medio, y si ellos se presentan son como garantía y respaldo de la operación crediticia. A DIFERENCIA El pago periódico en el leasing es un canon, que puede o no contener amortización del valor del activo que se entrega en leasing; entre tanto, en el crédito se pagan cuotas o, según el acuerdo, un solo pago, junto con un valor adicional que corresponde a intereses. REQUISITOS PARA OBTENER UN CRÉDITO Generalmente, los bancos exigen a sus clientes algunos requerimientos específicos, a la hora de estudiar la posibilidad de brindar un crédito para la compra, mejoramiento o construcción de oficinas. Entre ellos se encuentran: 1. Certificado de libertad del inmueble. 2. Promesa de compraventa. 3. Avalúo Comercial del Inmueble. 4. Planos, presupuesto y licencias, en el caso de construcción. 5. No estar reportado en las centrales de crédito.ANDRUI

Siga bajando para encontrar más contenido