Leasing, es hora de crecer

Los directivos de las pequeñas y medianas empresas siempre están buscando fórmulas que les permitan avanzar en sus negocios. Por esta razón, cada vez más, el servicio de leasing se ha vuelto un mecanismo importante para las pymes.

POR:
julio 31 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-31

Lo cierto es que los pequeños y medianos empresarios ya se han familiarizado con la palabra y conocen de sus beneficios. Tal como lo explica Maristella Sanín Posada, presidenta de Fedeleasing: “en el sentido amplio, el leasing es un contrato mediante el cual una parte entrega a la otra un activo para su uso y goce, a cambio de un canon periódico, durante un plazo convenido, a cuyo vencimiento, el bien se restituye a su propietario o se transfiere al usuario, si este último decide ejercer una opción de adquisición que, generalmente, se pacta a su favor”. De su acogida hablan las estadísticas. Desde que se reactivó esta figura en el 2004 hasta la fecha, incluyendo tanto a las empresas grandes como a las pequeñas y medianas, su crecimiento supera el 300 por ciento. El desembolso por concepto de leasing, hace cuatro años estuvo alrededor de dos billones de pesos y al concluir el primer trimestre de este año ascendió a diez billones de pesos, lo que da una dimensión de la fuerza de esta alternativa. Múltiples opciones La mayoría de los bancos ofrecen el servicio y existen varias compañías de financiamiento comercial leasing, agrupadas en Fedeleasing. Tal como ocurre para las grandes empresas, el sistema financiero ofrece múltiples modalidades para las pymes: vehículos de uso productivo (carga o pasajeros), habitacional (vivienda), inmuebles (nuevos, usados o en planos), infraestructura e importación. Para María Carolina Pabón, gerente comercial de BBVA Leasing, “muchos usuarios han visto aumentar sus compañías financiando a través de esta figura los bienes que requieren el giro ordinario de su negocio y los activos involucrados en los proyectos de expansión y modernización. Al tener la firma leasing la propiedad de los bienes, la pyme tiene mayor facilidad para obtener financiación”. Los plazos en el caso del leasing, igualmente los subraya la gerente regional de Leasing Corficolombiana en Bogotá, Patricia Giraldo: “se trata de un mecanismo de financiación de largo plazo que les permite a las pequeñas y medianas firmas poder cumplir con sus obligaciones. “En el momento estos tiempos tan prolongados en materia de financiación, no son tan sencillos de conseguir por parte de las pymes y, por ejemplo, en el caso de Corficolombiana, siempre nos vamos con periodos de 36 y 60 meses”. Esta compañía trabaja sobre todo en los campos de leasing para el financiamiento de tractomulas y buses. Y, el vicepresidente de Anif, Carlos Ignacio Rojas, destaca las ventajas tributarias que ofrece, dado que los empresarios pymes pueden deducir como gasto la totalidad de los cánones de arrendamiento causados, siempre y cuando presenten al 31 de diciembre del 2007, activos totales hasta por 12.794 millones de pesos. UNA GRAN ALTERNATIVA QUE HAY QUE SABER APROVECHAR Muchas pymes le apuntan al leasing, porque al tiempo que les permite modernizarse en maquinaría, aumentan su competitividad y les ayuda a afrontar mejor la dura competencia que pronto se avecina con la entrada en vigencia de varios tratados comerciales que está negociando el gobierno nacional, tal como el TLC con Estados Unidos. Y, al no aparecer como activo de la firma, tampoco figura como deuda en los pasivos, lo que reduce el impuesto al patrimonio. Es decir, baja un poco la base gravable. MÁS PUNTOS A FAVOR Anif y Fedesarrollo destacan el efecto positivo del sistema leasing, dado que permite el crecimiento de muchas empresas. Los bancos y compañías de financiamiento ayudan a agilizar los trámites, para facilitar que los clientes dispongan de los activos.ANDRUI

Siga bajando para encontrar más contenido