Lec Lee será controlada por la Supersociedades

La Superintendencia de Sociedades vigilará de cerca, por un año, a la empresa colombiana Lec S.A (Luis Eduardo Caicedo S.A), debido al presunto incumplimiento de algunas disposiciones contempladas en el estatuto de la compañía.(VER GRAFICO)

POR:
agosto 10 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-10

La decisión se tomó luego de analizar varias quejas que pusieron socios de la empresa, por supuestos manejos contables en favor de algunos accionistas. Específicamente, las denuncias daban cuenta de la mala utilización de los recursos de la compañía para otorgar préstamos personales, destinados al pago de deudas que nada tenían que ver con el negocio. La Supersociedades viene haciendo seguimiento a este caso desde mediados del 2001, cuando se presentaron los primeros inconvenientes entre los socios por este tema. En aquella época, la entidad dejó claro que los préstamos personales a los accionistas son violatorios de la normatividad comercial, por cuanto configuran una extralimitación de su objeto social, generan conflicto de intereses y ponen en riesgo la estabilidad de la empresa. Sin embargo, la situación continuó. Incluso, en la asamblea de accionistas del 31 de marzo del 2005, en el informe del representante legal se evidencia que las cuentas por cobrar a socios se castigan y por lo tanto se presenta un incremento de 498 por ciento en los gastos no operacionales de la compañía. Nuevamente la Supersociedades les hízo un llamado a los accionistas de Lec lee S.A. para poner orden a la situación e incluso impuso multas contra el representante legal, su suplente y el revisor fiscal de la sociedad Lec S.A. Pero al ver que las diferencias entre los socios continúan decidió intervenir a la compañía para proteger sus estados financieros. A partir de la fecha, los estados financieros que se pongan a consideración de la Asamblea General deben cumplir los requisitos previstos por los artículos 114 y siguientes del Decreto 2649 de 1993, en lo que respecta a discriminar los gastos operacionales. Esta empresa familiar, con mas de 60 años en el mercado de la confección, se encontraba hasta hace algunos años en la lista de las 22 empresas colombianas más importantes del sector. Hoy en día ha perdido participación debido a la reducción en las ventas y al aumento en los gastos administrativos.

Siga bajando para encontrar más contenido