Lecciones de siete empresarias latinas que se ganaron el respeto en sus respectivos países

Hay consenso en que para lograr la diferencia se debe trabajar con pasión, con gusto por lo que se hace y, sobre todo, con visión.

POR:
noviembre 01 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-01

Los editores económicos del Grupo de Diarios América (GDA) las eligieron como las más influyentes de sus países. ¿Cómo llegaron a la cúspide? Aquí, algunas claves.

'Jamás hay que flaquear'

La ecuatoriana Isabel Noboa Pontón, presidenta ejecutiva del Consorcio Nobis, fue elegida por segundo año consecutivo como la empresaria más respetada en su país, en la encuesta que todos los años realizan Pricewaterhouse Coopers y el semanario Líderesdel diario El Comercio.

Noboa -quien considera que la actitud es clave para obtener éxito en los negocios- estudió Economía en la Universidad de Londres, y tiene posgrados en las universidades Católica de Guayaquil, Mary Mount de Nueva York y Harvard. Desde 1997 cumple exitosamente sus labores como presidenta del directorio del Consorcio Nobis y de ella, César Augusto Sosa, editor de Negocios del diario El Comerciode Ecuador, recuerda que lidera uno de los grupos económicos más importantes del país. "Sus principales actividades están relacionadas con el mercado turístico, inmobiliario y comercial", anota.

En una década, Pronobis, administrada por Noboa -que también es accionista de embotelladoras- ha ejecutado 26 proyectos con más de 269 millones de dólares invertidos.

'Sentir pasión por el trabajo es clave'

Gabriela Llobet, una de las mujeres más influyentes de Costa Rica solo tiene 36 años, está casada y debe conciliar sus enormes responsabilidades con el cuidado de una hija de un año y ocho meses.

Llobet es abogada y directora de la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde ), una organización privada que se dedica a atraer inversión extranjera y que está a su cargo desde junio del 2007. Bajo su gestión han llegado 15 nuevas e importantes empresas y se ha implementado una nueva estrategia de atracción de inversiones foráneas basadas en la búsqueda de valor agregado.

"La idea es que las compañías que se establezcan en Costa Rica empleen cada vez más la capacidad intelectual de los costarricenses en las áreas de finanzas, diseño gráfico, arquitectura, producción industrial y análisis de mercados, entre otras. También fue gerente de Intel y viceministra de Comercio Exterior cuando se negociaba el TLC con E.U.", señala Maricel Sequeiro, editora internacional de 'La Nación'.

'Estudiar, lo más importante'

María Mercedes Cuéllar,presidenta de la Asociación Bancaria de Colombia, dice que su carrera es fruto de la pasión por lo que hace.

"Siempre me ha gustado estudiar y lo he hecho a lo largo de mi vida, pero mi carrera no es algo que estuviera programado". Economista, con una maestría en Desarrollo Económico en la Universidad de Boston, Cuéllar fue ministra de Desarrollo, viceministra de Hacienda, precandidata a la Presidencia y codirectora del Banco de la República.

Hoy, al frente de los bancos, ha sido crítica de ciertas iniciativas del gobierno de Álvaro Uribe, a pesar del enorme apoyo que este tiene de parte de los sectores empresariales. Agrega que las dificultades que debió enfrentar en su carrera "son las mismas de todo el mundo". Reconoce que antes a la mujer le era más difícil desarrollarse. "A veces me costaba, lo que me obligaba a trabajar el doble, a tratar de rendir más y a superarme", dice Cuéllar, quien tiene dos hijas casadas y una nieta. A pesar de su hoja de vida, Cuéllar sigue sumando y acaba de terminar una maestría en Derecho.

'Hay que trabajar intensamente'

"Uno es exitoso porque es una persona de bien, no porque sea hombre o mujer", señala Inés Temple. "Creo que ser mujer es una ventaja competitiva".

"En Perú tenemos fama de ser muy leales, éticas trabajadoras, confiables, y eso nos da un pie por delante".

Temple estudió administración de empresas en la Universidad de Nueva York. Es graduada del programa de Alta Dirección de la Universidad de Piura y ha seguido cursos de liderazgo en las universidades de Harvard, Georgetown y el CEO Program en la Kellogg School of Management.

Aun así, su comienzo en el mundo de los negocios no fue fácil: con tres hijos de 26, 23 y 20 años, cuando enviudó debió trabajar duro para pagar los gastos de su casa e hijos. Inés no siente que tenga una deuda con ellos por haber estado mucho tiempo ausente. "Cuando una mamá debe trabajar y no es una opción, no hay un tema de deudas, sino de organización".

David Rivera, editor de Economía del diario El Comercio, dice: "Ella se atrevió a emprender el proyecto empresarial DBM Perú a inicios de los 90, en momentos en que las cifras económicas estaban en rojo. Innovó con un discurso que resultaba sospechoso para la época y que hoy la mayoría comparte: la responsabilidad social empresarial".

Temple aconseja a las mujeres que se están iniciando en los negocios establecer metas claras y luego ajustarlas de tiempo en tiempo, trabajar intensamente, hacerse una red de contactos, ahorrar mucho y cuidarse de no perder vigencia y para eso hay que tener claro qué es lo que el mercado demanda.

La reina cervecera

La mexicana María Asunción Aramburuzabala es la única latinoamericana entre las 100 mujeres más poderosas del mundo, según el rankingde la revista Forbes(ocupa el lugar 53). De 44 años, casada por segunda vez con el embajador de Estados Unidos en México, Tony Garza, y con dos hijos, es nieta de los inmigrantes españoles que fundaron el Grupo Modelo (creadores, entre otras, de la cerveza Corona).

Estudió contabilidad en el Instituto Tecnológico Autónomo de México y aunque heredó una gran fortuna ha logrado aumentarla gracias a su talento para los negocios.

Uno de sus logros más importantes fue en 1998, cuando vendió acciones del grupo Modelo al gigante cervecero Anheuser-Busch que le significaron 500 millones de dólares en efectivo a la familia Aramburuzabala. Según Hugo Loya, coordinador de Finanzas del diario El Universal de México, "es la mujer de negocios más influyente del país, de la mano de su importante participación en el grupo Modelo, y también en Aeroméxico.

La ejecutiva más poderosa de Brasil

Maria das Graças Foster, presidenta de Petrobras Distribuidora, hija de un vendedor y de una empleada doméstica, comenzó a trabajar a los 10 años para ayudar a su familia. Se tituló de ingeniera y toda su carrera la ha desarrollado en la compañía que la contrató en 1978. Con una maestría en ingeniería nuclear y un MBA en economía, Graças Foster ostenta su cargo desde el 2006. Entre sus características como ejecutiva, los que la conocen destacan su obsesión para hacer avanzar los proyectos; su habilidad para organizar ideas orientadas al cambio y ser sumamente disciplinada.

La presidenta de la mayor comercializadora de combustibles de Brasil a los 26 años escribió en un papel cómo desarrollaría su carrera en Petrobras, determinando fechas y puestos.

Sin embargo, llegó a la presidencia mucho antes de lo que ella había soñado.

Hoy, a los 51 años, es la ejecutiva más poderosa de Brasil y quizá la más importante de toda América Latina.

'Cuando no trabajo, trabajo'

Clarisa Lifsic de Estol, presidenta del Banco Hipotecario de Argentina, es una mujer respetada en el sector financiero. Según Luis Cortina, editor de Economía del diario La Nación de Argentina, "tiene años de trabajo en el grupo Irsa, uno de los más importantes del país y uno de los propietarios del Banco Hipotecario (junto con el Estado).

Además, su influencia está relacionada con que pertenece al grupo Idea, que junta a lo más granado del empresariado argentino"
Economista de la Universidad de Buenos Aires, Clarisa Estol tiene una maestría en Administración en el MIT. En los años 90 se incorporó al Grupo Irsa y desde el 2003 es la presidenta del Banco Hipotecario.

"Cuando no trabajo, trabajo", le dijo la ejecutiva de 44 años a Santiago Murtagh, en un programa de entrevistas del canal Materiabiz TV, de Argentina. Dice que aun cuando está en su casa, tarde en la noche, sigue trabajando. "Si a uno le gusta lo que hace todo el tiempo está pensando".

Considera que sus cuatro hijos de 8, 9, 11 y 12 años son su "cable a tierra. Creo que funciono mejor en las crisis que en los momentos buenos, porque en estas se nota más la diferencia entre la gente que se estresa mucho y poco. Incluso, dicen que soy la presidenta de banco menos estresada de toda la Argentina y creo que es verdad".

XIMENA URREJOLA B.
EL MERCURIO
SANTIAGO

Siga bajando para encontrar más contenido