La leche, un alimento que no debe faltar

La leche, un alimento que no debe faltar

POR:
diciembre 20 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-12-20

Algunos mitos, como que la leche causa alergias y cólicos, aumentan el riesgo de sobrepeso y hasta de diabetes, hacen que muchas personas no consuman este alimento indispensable. “No hay nada más equivocado que estas aseveraciones. Por el contrario, el consumo de leche y sus derivados trae múltiples beneficios para la salud a lo largo de toda la vida”, dijo la doctora Belinda Vallejo, del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, A.C, de México, durante el V Congreso Internacional de la Industria Láctea, organizado por Asoleche, en Bogotá. Así, diferentes estudios han demostrado que este primer alimento que se recibe cuando se nace, debe hacer parte de la alimentación durante toda la vida. “Son alimentos funcionales por excelencia, es decir, poseen efectos beneficiosos para la salud, adicionales a los que dan sus nutrientes”, explicó Vallejo. La leche y sus derivados incluyen altos contenidos de calcio y cantidades importantes de otros nutrientes, como potasio, magnesio, zinc, vitamina D y proteínas. Sin embargo, el calcio es el segundo mineral más deficiente en los humanos después del hierro. “Este juega un papel importante en la célula, puede unirse a un gran número de proteínas, permitiendo que se creen buenas transmisiones nerviosas y contracciones musculares; también se necesita para que la sangre coagule apropiadamente”, dijo María Elena Salgado Moreno, ingeniera de alimentos. Su deficiencia conlleva osteoporosis, raquitismo, osteomalacia, espasmos musculares e incluso cáncer de colón. El zinc protege la piel y mejora la resistencia a las enfermedades infecciosas, y el magnesio ayuda en la formación de huesos y dientes, y favorece el metabolismo corporal, por ejemplo, en la síntesis de proteínas y formación del DNA, dijo Salgado, jefe de producción y desarrollo de nuevos productos de Algarra. En cuanto al sobrepeso y la obesidad, el consumo de leche no es el causante, y en cambio, algunos estudios han demostrado que puede contribuir a reducirlos, si hace parte de una dieta baja en calorías. Según Vallejo, “el consumo de tres porciones de lácteos diarios acelera la pérdida de peso y porcentaje de grasa corporal, al hacer parte de un régimen establecido y controlado”. Finalmente, “se ha demostrado que la ingesta de productos lácteos ayuda a disminuir la presión arterial, debido al contenido de calcio, potasio y magnesio presentes”. Así, lo ideal es consumir tres porciones diarias de lácteos (leche y sus derivados, como queso y yogur), según la edad, dicen las expertas. Eso sí, dentro de una dieta balanceada, que incluya otros nutrientes fundamentales, como frutas y verduras. A veces hay problemas Algunas personas presentan intolerancia a la lactosa, que es el azúcar de la leche, porque no tienen la capacidad de digerirla, dado que el intestino delgado no produce suficiente enzima lactasa. Esta deficiencia puede presentarse en cualquier etapa, aunque es más común en los adultos, explicó Salgado. Entonces, si consumen leche pueden presentar síntomas gastrointestinales asociados a la digestión incompleta de la lactosa. La solución es evitar cantidades que puedan ocasionar problemas y preferir otras alternativas como las leches deslactosadas. “Una condición confundida con la intolerancia a la lactosa es la alergia a la leche, que se presenta entre el 1 y 3% de los infantes”, dice Vallejo. En ese caso, sí hay que suspender la leche, pero la buena noticia es que el 85% de ellos superan la alergia cuando llegan a la edad de 4 años. La importancia de una alimentación balanceadaUna alimentación adecuada es fundamental para un óptimo crecimiento y desarrollo, así como para prevenir enfermedades.Aquí, algunas recomendaciones que debe adoptar de manera cotidiana.1. Incluya alimentos de todos los grupos, es decir, formadores, energéticos yreguladores. 2. Consuma porciones pequeñas y de manera fraccionada, en promedio, cinco veces al día.3. En la variedad está parte del éxito de una buena nutrición. Hay suficientes opciones para que varíe su menú diariamente.4. No abuse de los postres, ni de los fritos ni de las harinas.5. Consuma diariamente frutas, verduras y cereales de grano entero. 6. Disminuya el consumo de sal, sobre todo si tiene problemas con la tensión arterial. 7. Beba 8 vasos de agua al día, para hidratar el organismo, mejorar la calidad de la piel y ayudar a todos los procesos metabólicos. 8. No olvide realizar algún tipo de ejercicio que genere gasto de energía. 9. Si tiene dudas, consulte con su nutricionista, al igual que si ha subido mucho de peso o está perdiéndolo de manera no controlada. ANDRUI

Siga bajando para encontrar más contenido