Leche: Fedegán protesta por precios

“Una vez más, el sector industrial dedicado al procesamiento de leche está protegiendo sus utilidades a costa de los productores, la gran mayoría pequeños y medianos ganaderos que derivan su sustento del ordeño diario”. Así lo denunció José Félix Lafaurie, presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán), quien rechazó la estrategia de los procesadores que bajan los precios al productor y hasta suspenden la recolección de leche. “Así, enfrentan la sobreoferta del producto”, señaló Lafaurie.

POR:
mayo 18 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-18

Como ejemplo, el dirigente gremial señaló la situación de los productores de la depresión momposina, donde la empresa DPA suspendió las compras en el municipio de Pijiño del Carmen, donde los campesinos deberán quedarse con la leche producida a partir del lunes 25 de mayo. En los departamentos de Córdoba y Cesar, la misma empresa anunció la suspensión de las compras durante los fines de semana y hasta nueva orden, lo cual representa una reducción de ingresos de cerca del 30 por ciento para los ganaderos. Algo similar sucede con Nestlé en Caquetá y con otras empresas recolectoras en Nariño. En general, la baja del precio es ya un hecho en todo el país. “Esta posición es aún más condenable –añadió Lafaurie–, si se tiene en cuenta que algunas empresas (DPA entre ellas) ha logrado importar leche agravando aún más el problema de sobreoferta y, a pesar de la baja de los precios en finca registrada desde principios de año, los precios al consumidor de productos lácteos, de acuerdo con el Dane, han subido por encima de la inflación. Esto, en opinión del presidente de Fedegán, explica los buenos resultados reportados por algunos grandes industriales en el primer trimestre de 2009, contradiciendo los argumentos de baja utilidad del negocio de la compra y procesamiento que siempre han esgrimido en el seno del Consejo Nacional Lácteo para presionar los precios a la baja. Nada que se cumplen los acuerdos En octubre de 2008 Fedegán, propuso una estrategia que incluía, entre otras medidas, la continuidad del incentivo al almacenamiento, que el Gobierno ha sostenido a los industriales; e incorporaba un novedoso esquema de cesiones para retirar los excedentes con destino al mercado asistencial. Era un modelo con el cual ganaban los industriales, los ganaderos y los consumidores. “Una vez más, se impuso la ‘miopía’ de algunos sectores de la industria”, anotó Lafaurie, quien agregó que el gremio defenderá los intereses de los ganaderos. Por ello rechaza la reducción unilateral del precio y la no recolección, la cual no es solo un abuso de posición dominante sino una estrategia de presión a sus intereses. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido