Lehman Brothers maquilló cuentas antes del colapso

Nueva Yor/EFE. Un informe encargado por el tribunal de quiebras neoyorquino, ante el que Lehman Brothers se declaró en bancarrota en 2008, asegura que los responsables del banco de inversión maquillaron sus cuentas para esconder el mal estado económico del gigante de Wall Street, publicó el viernes New York Times.

Finanzas
POR:
marzo 15 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-15

El documento, que cuenta con más de dos mil páginas elaboradas a petición de la corte por el auditor Anton Valukas, señala que Lehman, cuya quiebra sacudió el sistema financiero, escondió sus problemas económicos a inversionistas, entidades reguladoras y agencias de calificación. Agregan que los responsables de Lehman utilizaron en varias ocasiones un mecanismo contable para evitar que sus cuentas no reflejaran de manera temporal unos 50.000 millones de dólares en “activos problemáticos” y que ello ocurrió bastante antes del crac de la entidad, con la intención de que el banco se mostrara en plena forma. “A espaldas de los inversores, las agencias de calificación, las autoridades reguladoras y su junta directiva”, según relata el informe, Lehman alteró unas cuentas que el entonces presidente y consejero delegado del banco, Richard Fuld, aprobó, con lo que cometió un acto “de flagrante negligencia”. El informe detalla así que los ejecutivos de Lehman llevaron a cabo “para manipular las cuentas de manera consciente” un proceso conocido dentro de la misma firma como ‘Repo 105’ y del que hay constancia que se utilizó en 2001, siete años antes de que el gigante financiero colapsara. Según cuenta Valukas en su relato sobre el estado de Lehman, Fuld ordenó a sus ejecutivos que redujeran los niveles de deuda de la entidad, algo que consiguieron aparentemente aplicando el mecanismo ‘Repo 105’ en repetidas ocasiones y bajo la supervisión de al menos tres directores financieros distintos: Christopher O’Meara, Erin Callan e Ian Lowitt. JPMorgan Chase y Citigroup ayudaron a causar la quiebra de Lehman Brothers al exigir más colateral y cambiar los acuerdos en materia de garantía, según un informe ordenado por un tribunal sobre la mayor bancarrota de la historia de E.U. El banco con 158 años fue una de las víctimas de las hipotecas basura y tuvo que declararse en bancarrota en septiembre de 2008. ANDRUI