Lenovo ajusta el precio y el diseño de las ThinkPad

La X100e y la Edge arrancan en US$500 y vienen con una forma más estilizada, aunque sin perder solidez

POR:
marzo 19 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-19

Durante años, ThinkPad, la icónica marca de laptops creada originalmente por International Business Machines (IBM), ha sido conocida por su cuerpo sólido y excelentes teclados, pero también por su diseño de caja negra y precios relativamente altos. Esta línea de laptops está dirigida a los clientes corporativos, aunque también ha sido elegida por algunos consumidores aficionados a la tecnología dispuestos a pagar un poco más y renunciar a diseños llamativos.

IBM y Lenovo, la empresa china que compró la marca en 2005, han sido audaces en ocasiones en cuanto a la ingeniería de las ThinkPad. Por ejemplo, en 2008, Lenovo lanzó una línea muy delgada, la serie X300, que usa materiales de avanzada y compite cabeza a cabeza con la portátil muy elogiada y ultrafina MacBook Air de Apple.

Lenovo, sin embargo, se ha mostrado renuente a modificar mucho el diseño de las ThinkPad. Ha mantenido el estilo clásico, aunque aburrido, de caja negra y ha preservado su cómodo y sólido teclado.

Ahora, para aumentar el atractivo de la marca, la empresa ha decidido alejarse de ese formato. Acaba de lanzar dos nuevas ThinkPad a precios inusitadamente bajos, con nuevos diseños, tamaños y colores, y ¿para sorpresa de muchos¿ un teclado remodelado.

He estado probando los dos nuevos modelos y, en general, me gustan. Son las ThinkPad más baratas ofrecidas hasta ahora y las primeras disponibles en un color distinto al negro. Las dos pueden ser pedidas en rojo. Además, una de ellas es la primera ThinkPad en años que es una mini laptop, en vez de una portátil de tamaño regular.

Uno de estos dos nuevos modelos, la X100e, es una máquina pequeña similar a una netbook, con una pantalla de 11,6 pulgadas, que se vende en América Latina por unos US$500 (US$499 en Estados Unidos). La configuración mejorada que evalué cuesta US$599. La empresa se niega a llamar la X100e una netbook. Su teclado, pantalla y resolución son mejores que los que ofrecen muchas netbooks, aunque también es más pesada.

La otra línea nueva se llama ThinkPad Edge. Es una máquina de tamaño regular, con una pantalla de 13,3 pulgadas, que tiene líneas más curvas que las ThinkPad tradicionales y una banda plateada en sus extremos. Su precio para el modelo más básico es de US$600 (US$579 en EE.UU.), aunque la configuración mejorada que probé cuesta US$799.

Ambas máquinas retienen la sensación de solidez de una ThinkPad. Ninguna de las dos es la computadora más liviana en su clase, aunque no son demasiado pasadas. La pequeña X100e pesa 1,5 kilos, y la Edge, 1,63 kilos con su batería básica y 1,77 kilos con una batería más grande.

Ambas mantienen una característica clásica de las ThinkPad, el TrackPoint, una pequeña perilla roja en medio del teclado que puede ser usada para mover el cursor, como una alternativa al panel táctil, que también viene incluido.

En mis pruebas, las dos nuevas ThinkPad resultaron ágiles, pese a que no tienen los procesadores más nuevos o más potentes.

Ambas ejecutaron bien Windows 7 y una variedad de software popular, incluidos Microsoft Office, Firefox, iTunes y Adobe Reader.
Una salvedad: las unidades que Lenovo me envió tenían el doble de memoria estándar que los modelos básicos y mi Edge de prueba tenía un procesador más poderoso de lo normal.

En mi prueba de batería, en la que apago todos las funciones de ahorro de energía, dejo encendida la conexión Wi-Fi, pongo el brillo de la pantalla al máximo y reproduzco música constantemente, la de la X100e duró 3 horas y 44 minutos. En uso normal, eso significa que podría durar 4 horas y media e incluso más. La Edge tuvo un rendimiento de 4 horas y 16 minutos, es decir, que con un uso normal puede obtener 5 horas o más. No obstante, la configuración más cara de la Egde que probé tenía una batería más grande que el modelo básico, que probablemente dure sólo dos tercios de ese tiempo.

El tiempo que tardan en iniciarse ambas máquinas también fue respetable para una PC de Windows. Ambas estaban listas para usar en un poco más de un minuto. Los paneles táctiles de las dos ThinkPad reconocen movimientos multitoque como la capacidad de usar los dedos para cambiar el tamaño de las fotos o rotarlas.

En cuanto al teclado, en lugar de los botones tradicionales grandes, curvados y estrechamente juntos que los aficionados de las ThinkPad adoran, la X100e y la Edge tienen teclas claramente separadas y que se ven más planas. Los teclados me parecieron cómodos, precisos y rápidos.

En conclusión, para los amantes de las ThinkPad que buscan ahorrar dinero, y otros usuarios de PC que han considerado esta línea, estos nuevos modelos pueden ser alternativas que valen la pena probar.

Siga bajando para encontrar más contenido