Lentamente y con cautela, los bancos recuperan su apetito por financiar acuerdos

Lentamente y con cautela, los bancos recuperan su apetito por financiar acuerdos

POR:
mayo 15 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-15

A un paso lento pero seguro, el aceite que lubrica a la máquina de acuerdos de Wall Street vuelve a fluir.

Una mejora significativa en los mercados de crédito desde finales de marzo está dándole nuevos bríos a más compañías para embarcarse en adquisiciones y recompra de acciones que serán financiadas principalmente con deuda.

Al mismo tiempo, los bancos y las firmas de valores de Wall Street, que han liberado espacio en sus balances para volver a prestar, están alentando a las empresas a aprovechar las bajas tasas de interés y las buenas condiciones del mercado mientras puedan.

"La mayoría de nosotros cree que daremos dos pasos al frente y uno atrás y estaremos mirando cuidadosamente qué parte del mercado puede aguantar un acuerdo", afirma Tyler Dickson, quien supervisa la recaudación de capital de Citigroup Inc., agregando que "la tendencia se está moviendo en la dirección correcta".

En las últimas semanas, algunas empresas estadounidenses develaron una serie de acuerdos que serán financiados con bonos o préstamos. La compra del diario regional Newsday por parte del grupo de medios Cablevision Systems Corp. por US$650 millones será financiada con deuda coordinada por Bank of America Corp.

Es probable que la adquisición de Electronic Data Systems Corp. propuesta por Hewlett-Packard por US$13.250 millones sea financiada principalmente con deuda, según Fitch Ratings.
El operador de televisión satelital DirecTV Group Inc. recaudó recientemente US$2.500 millones de bonos y préstamos en la mayor colocación de bonos de "alto rendimiento" o chatarra desde octubre. La compañía usará el dinero para recomprar acciones.

"No hay duda de que el tono del mercado está mejorando", dice Jim Casey, codirector de finanzas apalancadas de J.P. Morgan Chase.

El ejecutivo agrega que hay "cierta preocupación sobre si esta será una oportunidad a corto plazo para los emisores de deuda, ya que los inversionistas aún están muy concentrados en las tasas de cesación de pagos y la severidad potencial de una recesión".

Los bancos y los inversionistas en mercados de deuda están actuando con cautela. Aunque están más abiertos a financiar compras de empresas, muchos aún son reacios a financiar compras apalancadas orquestadas por las firmas de capital privado. Aunque la emisión de deuda ha cobrado fuerza, la actividad hasta el momento ha estado limitada a compañías grandes con resultados relativamente sólidos. El tamaño promedio de las nuevas ofertas de bonos chatarra es la mitad de lo que era hace un año y los banqueros no creen que el mercado aún pueda digerir operaciones de miles de millones de dólares.

Pese a las señales alentadoras, aún impera la cautela. Los bancos de inversión, que registraron grandes pérdidas después de vender grandes cantidades de deuda a precios de remate, están comprometiéndose únicamente con acuerdos que puedan coordinar y obtener una ganancia. Los inversionistas tampoco quieren quedar mal parados si las cesaciones de pagos corporativas se disparan.

"La tolerancia al riesgo aún es muy baja", dice Daniel Toscano, director gerente de apalancamiento y finanzas de adquisición de HSBC Securities.

Siga bajando para encontrar más contenido