Lento avance de Colombia en desarrollo financiero

Lento avance de Colombia en desarrollo financiero

POR:
diciembre 14 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-12-14

El ambiente institucional y el bajo desarrollo de los mercados bursátiles está limitando la competitividad financiera del país. Según el Índice de Desarrollo Financiero 2011 del Foro Económico Mundial (FEM), Colombia ocupa el puesto 45 entre 60 economías. Aunque esto significa un avance de dos casillas en comparación con el año anterior, el organismo advierte que al país todavía le falta mejorar el marco regulatorio y legal, así como el acceso a los servicios financieros. La clasificación se obtiene a partir del análisis de siete pilares, distribuidos en tres grandes temas: factores, políticas e instituciones (3); intermediación financiera (3) y acceso financiero (1). El área en la cual obtuvo el mejor desempeño fue en estabilidad financiera, con lo cual se posicionó en la casilla 26, gracias a la estabilidad de la moneda, del sistema bancario y al bajo riesgo de una crisis de deuda soberana. El Foro también reconoce el ambiente de negocios del país. Ocupa el puesto 38, en donde el mejor aspecto son los bajos costos para hacer negocios (casilla 8), no sólo en el valor, sino en el tiempo para abrir, registrar y cerrar empresas. Sin embargo, este avance es opacado por la baja calidad de la educación, las limitaciones en infraestructura y algunos elementos del sistema de impuestos. El otro elemento en el cual Colombia va por buen camino es en materia de acceso a los servicios financieros. Aquí destaca que se ha facilitado obtener créditos comerciales y de consumo, en este último caso gracias a una alta penetración de las cuentas bancarias (ocupa el puesto 18 en este frente) y a un número significativo de préstamos de instituciones microfinancieras (puesto 4). Y el otro punto en el cual Colombia está relativamente bien parada es en materia de seguros. LOS PENDIENTES De todas maneras, son más los elementos en que hay que mejorar. Uno de los más relevantes es el ambiente institucional, en la medida en que falta mayor liberalización del sector financiero local. En cuanto a los aspectos legales y regulatorios hay resultados mixtos. Por un lado, el país es competitivo en la medida en que hay una centralización a la hora de fijar políticas económicas, así como en la transparencia del banco central. En contraste, lo que resta impulso es la protección de la propiedad intelectual y la percepción de corrupción. En materia de cumplimiento de contratos, salvo la protección a los inversionistas y el número de procedimientos, preocupa la baja clasificación en el tiempo y el costo que toma la resolución de controversias, así como la independencia del sistema judicial. De otro lado, el sistema bancario colombiano es pequeño en comparación con otros países, no en valor absoluto de los activos, sino como proporción del PIB. Por ejemplo, en cuanto a los depósitos del total del sistema ocupa el puesto 53, mientras que en sólo depósitos bancarios está en el 57. Y, el frente en el cual el desempeño es aún muy pobre es el de los mercados financieros. Según el FEM, es muy bajo el desarrollo y profundidad de los mercados de divisas, de derivados y de acciones. Por ejemplo, hay escasez de compañías listadas en bolsa y la capitalización bursátil y los montos de negociación son bajos con respecto al PIB. En cuanto a los bonos, mientras es muy baja la tasa de títulos privada, se destaca la proporción de deuda pública.

Siga bajando para encontrar más contenido