Ley de atracción

Desde los siete años yo me veía como una campeona mundial, me determiné a realizarlo y lo logré, confesó en estos días la famosa tenista belga Justine Henin, número uno del mundo. Hay una ley de atracción que arrastra hacia ti aquello en lo que concentras tu intención y tu atención. La mente lo expande, la emoción lo nutre y lo atraes a tu vida una y otra vez. Es un círculo vicioso o virtuoso del cual no escapas, aunque lo vivas de un modo inconsciente en lo positivo o lo negativo. También atraes enfermedades o crisis. Veamos los pasos para atraer lo mejor:

POR:
noviembre 16 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-16

1. Siéntete parte de Dios y llena de amor tu corazón. Cuando tomas conciencia de tu potencial divino ya nada te perturba. Sabes que te mereces lo mejor y lo aceptas. Entonces te dices convencido: soy un rayo de la luz divina, soy una gota del océano del amor del Padre. Me amo y me acepto exactamente tal y como soy. Soy un ser de amor y soy un ser de luz. La felicidad llega a mí y corre por mi vida como la sangre por mis venas. Hacer afirmaciones cada día es una eficaz forma de reorientar tus convicciones y atraer lo mejor para ti y los demás. 2. Asume la responsabilidad de tu vida: eres el único responsable de tu destino y tu felicidad. Hieres tu mente y contaminas tu corazón si te dedicas a culpar a otros aunque hayan cometido errores. Sabiduría es lograr que tu felicidad no dependa de nada externo a ti. De nada ni de nadie. Asume sereno tu realidad y no sacrifiques tu paz al responsabilizar a otros de tu infelicidad. Por mucho daño que te hayan causado solo tú tienes la llave de tus pensamientos y sentimientos. La mar se calma si te responsabilizas y eliges amarte, amar y perdonar. Esta decisión te libera y aumenta tu energía. 3. Reprograma tu mente: recupera tu poder interior con nuevos pensamientos de estima, aceptación y merecimiento. La mente es una potente herramienta y todo está mejor cuando tú la manejas, no cuando dejas que ella te controle a ti. Elige detectar e identificar los obstáculos que te apartan de la felicidad y la prosperidad. Visualiza el nuevo camino que quieres recorrer y enfoca tus pensamientos en la paz, en el amor y en el bienestar emocional, espiritual y económico. 4. Elimina tu resistencia. Libérate de toda duda y del miedo. Este es un paso clave ya que la rapidez y la eficacia con que la ley de la atracción trae tu deseo a tu ser depende de tu nivel de resistencia. Para que tus deseos se cumplan tienen que parecer lógicos, no imposibles. Siente que te los mereces y que ya están cerca de ti. No puedes lograr algo si lo sientes inalcanzable. Si tu deseo está en el abismo de lo imposible allí permanecerá porque estás fuera de su frecuencia y no lo recibes. Atraes lo mejor cuando sales del rincón oscuro de la duda, viajas al espacio luminoso de la certeza y ahí te instalas sin atisbos de duda. Escritor - Conferencista La mente es una potente herramienta y todo está mejor cuando tú la manejas, no cuando dejas que ella te controle a ti”.

Siga bajando para encontrar más contenido