La Ley Contable y sus beneficios para el país

Después de debatir ampliamente, el Congreso de la República dio su aprobación a un proyecto de ley que permitirá a Colombia alinearse gradualmente con el resto del mundo, en materia de normas contables, de información financiera y aseguramiento de la información.

POR:
julio 14 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-14

El proyecto que se encuentra para sanción presidencial, es una respuesta en materia de política de desarrollo a las dificultades que venían enfrentando las empresas, los reguladores, la autoridad fiscal, los organismos de inspección y vigilancia, las universidades y los profesionales de la contaduría del país. Por ello, puede vaticinarse que, una vez se convierta en ley, este proyecto traerá importantes beneficios al país. En estos últimos años, la economía colombiana ha tenido variados ajustes, principalmente en lo que se refiere a su mayor inserción en la economía mundial. A mediados del 2002, el país contaba con 2 acuerdos de libre comercio con 5 países, para mediados de 2010 el Gobierno espera haber suscrito 9 acuerdos con 45 países, que representan 1.200 consumidores. Además, espera haber suscrito un número significativo de acuerdos de protección de inversiones y convenios para evitar la doble tributación. Igualmente, se avanza en otros procesos de ajuste, que harán de Colombia un mejor destino de inversión, producción y prestación de servicios, que nos permitirán no perder terreno frente a otros países que compiten con el nuestro. La política contable no puede ser una excepción a los procesos anteriores, para lo cual el proyecto de ley, de iniciativa del representante Simón Gaviria, presenta soluciones a varios asuntos que hace algunos años se consideraban imposibles de superar, e inclusive abre nuevas oportunidades para los contadores del país, quienes podrán prestar sus servicios a empresas del exterior de manera competitiva. No es sorpresa que las normas de información financiera del país se han venido alejando paulatinamente de sus referentes internacionales, a los cuales Colombia en 1993 hizo un esfuerzo importante de acercarse, pero con el paso del tiempo, el rezago se ha ampliado con costos a la competitividad. Este proceso de convergencia debe hacerse en dos etapas, una técnica y otra de definición política. La primera estará a cargo del Consejo Técnico de la Contaduría Pública, el cual debe proponer antes del 30 de junio de 2010, un plan para trabajar hacia la convergencia y, con base en éste, proponer los borradores de normas, principios y guías que serán objeto de decisión por los ministerios de Hacienda, y de Comercio, Industria y Turismo. Dicha normatividad legal, tendrá prevalencia frente a las demás disposiciones de las entidades de vigilancia y control. Igualmente, el apoyo constante del Consejo, permitirá a los ministerios señalados, adelantar una adecuada coordinación institucional, la cual se ejercerá en dos oportunidades, la primera antes de la expedición de los actos administrativos en materia contable, y la segunda, mediante la posibilidad de expedición de actos jurídicos, con primacía jurídica que los de las entidades de supervisión y control. Otra línea de coordinación institucional será la que se desarrolle entre los mencionados ministerios y la Dian. Por ello, el Congreso aprobó en el texto del proyecto varias disposiciones al respecto. Dos de ellas, establecen la independencia entre las normas contables y las tributarias, indicando que de haber incompatibilidad entre las normas contables y las fiscales, las normas fiscales aplicarán sólo a los impuestos; pero éstas no afectarán las normas contables, de forma tal que los agentes económicos deberán hacer sus reconocimientos contables y revelaciones previstas en las normas de contabilidad e información financiera. Inversamente, como los cambios en las normas contables pueden llegar a tener afectos tributarios, en los casos en que las normas tributarias remitan a éstas o cuando las normas tributarias no regulen la materia y, por ende, deban aplicarse las contables, el proyecto establece un plazo para que las autoridades fiscales ajusten las normas tributarias, el cual puede ser hasta de 2 años. Dado que lo anterior requiere de diálogo entre autoridades y, entre éstas y la entidad de normalización contable, los ministerios reguladores estarán obligados a considerar las recomendaciones y observaciones que les presente la autoridad fiscal. Igual obligación queda en cabeza del Consejo Técnico de la Contaduría Pública, en relación con el impacto de sus propuestas normativas. Otro beneficio del proyecto de ley, tiene que ver con la escalabilidad en materia de los sujetos obligados a llevar contabilidad. El proyecto obliga al Gobierno a establecer normas de contabilidad, información financiera y de aseguramiento de la información a las empresas del sector privado. No obstante, le permite por razones de tamaño, principalmente, determinar niveles de responsabilidad y de revelación de información dependiendo de la importancia objetiva del sujeto para la economía. De otra parte, el Gobierno, previa discusión amplia y transparente, deberá determinar un régimen de contabilidad e información financiera que permita a las microempresas más pequeñas llevar una contabilidad sencilla, pero suficiente. Lo anterior, con el fin de propiciar que puedan formalizarse, o crecer y ser nuevas generadoras de riqueza. Con lo anterior, se espera que la debida consideración de las empresas más pequeñas y más grandes en la regulación contable, permita mejor información para todos los interesados en las finanzas corporativas y una carga adecuada a los obligados a llevar contabilidad, que no dificulte sus posibilidades de crecimiento. Pero no debe considerarse que las ventajas de la nueva ley sólo se viertan sobre los empresarios, las autoridades de control y vigilancia, la Dian y el mercado. El proyecto de ley trae considerables posibilidades para los profesionales de la contaduría pública. Con ello, los contadores del país además de verse favorecidos por una regulación contable más articulada, podrán beneficiarse de las oportunidades de exportación de servicios financieros y contables. El negocio de los servicios tercerizados a distancia, o ‘BPO&O’ por su sigla en inglés Business Process Outsorcing and Offshoring, ofrece oportunidades para los contadores que deseen prestar sus servicios a empresas ubicadas en el exterior. Este segmento del mercado incluye procesamiento de cuentas financieras y libros contables, preparación de estados financieros, validación de información financiera, procesamiento de reclamos y gestión de créditos y préstamos, entre otros. Esta parte, que tiene un mercado no capturado para hispanoparlantes de 7.7 veces su tamaño actual, viene creciendo a una tasa del 10 por ciento anual durante los últimos cinco años. Para ello, el Sena ha ofrecido este año un aporte de 1.000 millones de pesos , para la capacitación de contadores en normas internacionales de contabilidad. En síntesis, la ley aprobada por el Congreso, que converge y unifica el lenguaje contable colombiano con el estándar internacional, dará mayor competitividad al país, a las empresas colombianas que operan, interactúan o sirven mercados externos, facilitará mayor atracción de la Inversión Extranjera Directa, generará oportunidades laborales para los contadores, reducirá los costos de transacción para las empresas de todos los tamaños, y proveerá mejor información para quienes suministran recursos a las mipymes, permitiendo un mejor acceso al crédito y la formalización empresarial. Bienvenidos a la transformación productiva de Colombia desde la contabilidad. ''El proyecto de ley presenta soluciones a varios asuntos que hace algunos años se consideraban imposibles de superar, e inclusive abre nuevas oportunidades paralos contadores del país. LUIS GUILLERMO PLATA PÁEZ. Ministro de Comercio, Industria y Turismo '' No es sorpresa que las normas de información financiera del país se han venido alejando paulatinamente de sus referentes internacionales.” '' Otro beneficio del proyecto de ley, tiene que ver con la escalabilidad en materia de los sujetos obligados a llevar contabilidad.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido