La liberación del comercio agrícola, clave para asegurar más alimentos

Nadie duda de que los alimentos van a seguir siendo caros en los próximos años, pero la pregunta es hasta cuándo y cómo hacer para asegurar su suministro. Los expertos aseguran que el libre comercio jugará un papel definitivo.

POR:
mayo 30 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-30

El mundo necesita que las exportaciones de granos se aumenten en más de 200 millones de toneladas y las de carne en más de 6 millones, en 10 años, para poder atender a los 70 millones de personas en que estará creciendo la población anualmente. Tal es el análisis de los expertos de la Universidad de Minnesota, C.Ford Runge y Benjamin Senauer, cuyos planteamientos han tomado actualidad, pues hace un año advirtieron sobre las tremendas distorsiones que producirían los subsidios a los biocombustibles en Estados Unidos, y el efecto alcista que produjeron de inmediato sobre los precios del maíz y la soya, y otros renglones agrícolas, cuyos excedentes estaban acostumbrados a obtener muy baratos los países más pobres. Nadie iba a creer que un saco de maíz pudiera pasar de 3,75 a 6 dólares en un año, en el mercado de futuros, por culpa de la ‘etanolmanía’, que más que ser una solución energética y ambiental, es el producto de una política equivocada y de la efectividad del lobby ejercido por unas cuantas compañías, señalaron los investigadores. Criticaron, en tal sentido, que antes que desmontar de plano el subsidio a las importaciones de etanol, lo que se haya aprobado recientemente sea una rebaja simbólica del gravamen establecido, de 51 a 45 centavos por galón. La mitad de la rentabilidad de la industria de etanol se debe, no al mercado, sino a los subsidios y la gestión de compañías como Archer Daniels Co (ADM), la más grande productora de etanol del país, cuyo vicepresidente es el ex senador por Minnesota, Hubert Humphrey. Por su parte, el representante Ron Kind, logró que se aumentaran las garantías para los créditos a la industria de 200 a 2.000 mil millones de dólares. Entre tanto, el alza de las oleaginosas, por su demanda para biocombustibles, eleva los alimentos concentrados para animales, con lo cual las carnes se encarecen, afectando a las poblaciones de menores ingresos.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido