Libre comercio se juega la ‘vida’ el lunes próximo

Los 152 países miembros de la OMC se reunirán desde el lunes próximo en Ginebra en un último esfuerzo para concluir las negociaciones de liberalización del comercio mundial, pero si fracasan corren el riesgo de enterrar definitivamente casi siete años de intensas discusiones.

POR:
julio 18 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-18

Una treintena de ministros convocados a Ginebra por iniciativa del director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Pascal Lamy, buscarán lograr un acuerdo histórico entre norte y sur para abrir el comercio agrícola y de productos industriales. “Pascal Lamy sabe que probablemente esta sea la última oportunidad de llegar a un acuerdo”, comentó David Hartridge, ex director adjunto de la OMC. “Todos los detalles del acuerdo son conocidos. Ya no se trata de una discusión técnica. La cuestión es saber si los Gobiernos están dispuestos a actuar en lo político”, añadió. Para que la cumbre sea calificada como exitosa, los ministros deberán ponerse de acuerdo sobre las ‘modalidades’ de la negociación, es decir, los porcentajes precisos de reducción de las tarifas aduaneras sobre los productos agrícolas e industriales y la disminución de los subsidios agrícolas. En caso de éxito, tendrán hasta fin de año para intercambiar sus ‘listas de compromiso’ que detallan las concesiones ofrecidas, en cada producto. La jornada del jueves próximo será consagrada a los servicios (telecomunicaciones, banca), lo que permitirá a los países concernidos señalar los sectores en los cuales estarían dispuestos a una mayor apertura a la competencia extranjera. Otros capítulos enteros de la negociación como el medio ambiente o las reglas comerciales serían acordados antes de fin de año. Los riesgos de un fracaso parecen importantes, ya que la negociación ha sufrido varios golpes en siete años. Según el calendario adoptado en Doha en 2001, los trabajos deberían haber culminado en el 2004. Estados Unidos complicó las negociaciones al adoptar recientemente una ley agrícola que otorga 290.000 millones de dólares a los agricultores. Los países del Mercosur calificaron los últimos textos de la OMC de “insuficientes e imprecisos”, según los términos del ministro brasileño de Relaciones Exteriores, Celso Amorim. La Unión Europea destacó por su lado las “importantes brechas que quedan por salvar”, aunque en su interior también hay diferencias. AFP LA RONDA DE DOHA Las negociaciones de la Ronda de Doha tienen como objetivo derribar las barreras del comercio mundial, sobre todo los subsidios agrícolas de los países ricos, que distorsionan los precios y afectan la producción de los países pobres. Mientras que los ‘ricos’ piden una mayor apertura de las fronteras a bienes elaborados. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido