Líderes del G-20 anuncian medidas para atacar las debilidades del sistema financiero mundial

Los países integrantes darán plazo hasta el 31 de marzo de 2009 a sus ministros de Finanzas para dar recomendaciones "concretas y precisas" sobre la regulación y la transparencia de los mercados.

POR:
noviembre 15 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-15

Los mandatarios del G20, más España y Holanda, se comprometieron ayer a llevar a cabo una reforma de los mercados financieros que descanse sobre los principios de una mayor transparencia y regulación, y que promueva una mayor integridad en el sistema.

En la declaración final, adoptada tras la cumbre en Washington, los líderes del G20 se comprometen a trabajar juntos para restaurar el crecimiento mundial y conseguir las reformas que necesita el sistema financiero. Los países integrantes darán hasta el 31 de marzo de 2009 a sus ministros de Finanzas paraque entreguen recomendaciones "concretas y precisas" sobre la regulación y la transparencia de los mercados.

Los líderes de las potencias industrializadas y emergentes resaltaron la necesidad de coordinar mejor sus políticas económicas para evitar una nueva crisis y relanzar el crecimiento.

"Estamos de acuerdo en que una respuesta política amplia, basada en la cooperación macroeconómica, es necesaria para restablecer el crecimiento", indica el comunicado final de la cumbre.

Si bien el acuerdo anunciado no es, como lo pedían Brasil, Turquía o España, un 'plan de relanzamiento mundial', sí recoge el llamado de múltiples gobiernos para que los miembros del G20 actúen "en función de su situación interna, pero sin olvidar a los países en vías de desarrollo. Eso sí, la idea de refundar el sistema financiero internacional, como deseaba Francia, quedó descartada.

El jefe de gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, propuso un plazo de un año para que las reglas del juego en las finanzas mundiales cambien, según fuentes de su delegación.

Los ministros de Finanzas del Grupo integrado por las ocho principales economías mundiales más las potencias emergentes deberán actuar en seis campos, según las instrucciones de sus líderes.

Esas áreas son: la reforma de los aspectos de la regulación que exacerban la crisis, las normas de contabilidad, la transparencia de los mercados derivados, las prácticas de remuneración y la evaluación de las necesidades en capital de las instituciones financieras internacionales.

Japón ofreció el viernes 100.000 millones de dólares al Fondo Monetario Internacional (FMI) para que aumente sus reservas.

Los ministros de Finanzas deberán igualmente establecer una lista de las entidades financieras cuya quiebra afectaría al conjunto del sistema.

Según la presidencia francesa, la siguiente cumbre del G20 será convocada a más tardar el 30 de abril, bajo la presidencia de Gran Bretaña.

La canciller alemana Angela Merkel indicó que el plan de acción tiene como objetivo "demostrar (...) la capacidad de actuación" de las potencias mundiales ante la peor crisis desde la Depresión de los años 1930.

"No habrá más zonas bajo la sombra", prometió Merkel, en referencia a los productos o áreas fuera del control financiero, como los paraísos fiscales. Según la delegación alemana, el plan de acción del G20 evocará igualmente "las remuneraciones de los dirigentes" de las entidades financieras, que contribuyeron según algunos expertos a la exacerbación de la crisis.

WASHINGTON (EFE-AFP)

Siga bajando para encontrar más contenido