Limitar participación de financieras en actividades de alto riesgo: objetivo del reajuste a los bancos de E.U.

Con esto se le entregarían poderes a los reguladores para que restrinjan las operaciones especulativas y controlen el tamaño de las entidades.

POR:
enero 27 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-27

El jueves pasado, en conferencia de prensa, el presidente Barack Obama presentó de manera general las medidas que contendría su propuesta para ajustar la regulación que rige a las entidades financieras en Estados Unidos.

El anuncio coincidió con alentadores reportes de cierre de año de seis grupos bancarios y provocó caídas en los mercados, relacionadas con los valores del sector financiero.

La propuesta contemplaría dos tipos de ajustes regulatorios. En primer lugar, restringiría el tipo de inversiones que pueden hacer las entidades bancarias captadoras de depósitos asegurados por el Gobierno y que hayan accedido a recursos de la Reserva Federal.

Estas entidades no podrían realizar transacciones en los mercados por cuenta propia (proprietary trading) ni patrocinar fondos de cobertura (hedge funds) o firmas de capital de riesgo (private equity).

El segundo tipo de ajustes pretendería limitar el proceso de concentración del riesgo en la industria asociado al crecimiento de algunas entidades financieras.

Actualmente, la ley impide que una entidad financiera administre más del 10 por ciento del total de los depósitos asegurados del sistema, pero la propuesta que hace el Gobierno buscaría que los límites también se apliquen sobre depósitos no asegurados y otros activos.

El principal argumento es que actualmente los cuatro bancos más grandes en Estados Unidos administran más de la mitad de los activos del sistema.

Por otra parte, el miércoles de la semana pasada, el Departamento de Comercio de Estados Unidos informó que la construcción de viviendas nuevas en ese país cayó 4 por ciento en diciembre del 2009, situándose en 557.000 unidades. La baja estuvo asociada al fuerte invierno de fin de año.

El dato resultó peor de lo esperado por los analistas, quienes estimaban 23.000 construcciones nuevas adicionales.

La falta de detalles sobre la reforma regulatoria a entidades financieras y los resultados de construcción de vivienda nueva en Estados Unidos generaron incertidumbre en los mercados. Los principales índices accionarios cerraron el jueves con caídas en torno al 2 por ciento.

El viernes el Índice Dow Jones bajó un 2,09 por ciento, mientras que el S&P500 descendió 2,21 por ciento y el Nasdaq 2,67 por ciento.

Siga bajando para encontrar más contenido