Límite a tasas ha caído 8,67 puntos en el último año y medio

Quienes hace más de año y medio tomaron un crédito comercial o de consumo deberán sentir un alivio adicional en el valor de sus próximas cuotas, porque para el primer trimestre de 2010 los límites a las tasas de interés llegaron al nivel más bajo de los dos últimos años.

POR:
enero 15 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-15

Si ello no sucede, expertos en normativa financiera aconsejan revisar las facturas de los créditos, para cerciorarse que efectivamente la tasa que se les cobre en el primer trimestre no supere el 24,21 por ciento efectivo anual (límite de usura certificado por la Superintendencia Financiera para créditos ordinarios y de consumo), así al momento del desembolso el interés autorizado hubiera sido mayor. Hoy en día los bancos y demás establecimientos financieros están en la obligación de ajustar a la baja y de forma continua las tasas de los créditos comerciales y de consumo otorgados, cada vez que el tope de usura sea inferior a la tasa que se pactó en el contrato del préstamo. Esto quiere decir que si por ejemplo en mayo de 2008 un préstamo de consumo a tres años fue otorgado a una tasa de 31 por ciento, la liquidación mensual de las cuotas de enero, febrero y marzo de este año debe hacerse máximo con el límite que está vigente para estos meses. Hace alrededor de diez años esto no era así y la baja en las tasas ocurría si el cliente la solicitaba de forma expresa al banco, porque la interpretación jurídica era que el contrato estaba vigente y era legal. En su momento la norma cambió y los bancos debieron acogerse al concepto. Durante esa transición, la Superbancaria (en esa época no se había fusionado con la de Valores) impuso multas a varias entidades por cobrar más de lo permitido. No obstante, hay que tener en cuenta que si el crédito sigue vigente y la usura vuelve a subir, las entidades financieras pueden ajustar hacia arriba la tasa de interés para el trimestre respectivo, sin pasarse del tope legal. CLIENTE HACE CUENTAS El mayor nivel de información que hoy en día tienen los consumidores les ha permitido comprender sus derechos y reclamar cuando consideran que éstos fueron vulnerados. Así lo corrobora el número de quejas a la Superfinanciera pidiendo la revisión de la liquidación de créditos. En el último año esta entidad ha recibido 660 reclamaciones para la revisión de préstamos de consumo y/o comerciales, mientras que en préstamos de vivienda el número llegó a 416. Además, cada día son más las personas que buscan alivios financieros. Y están al tanto de promociones de tasas para compras de cartera, y no dudan en cambiarse de banco, así el anticipo del pago total les represente multa. Según la Superfinanciera, en noviembre hubo bancos que reportaron tasas del 15,8 por ciento para créditos de consumo (casi 10 puntos por debajo de la usura actual) e inferiores al 10 por ciento para créditos ordinarios. Menos ingresos por intereses Mientras que los clientes que hace años se endeudaron hoy disfrutan la reducción de las tasas, en el último año los ingresos que reciben los bancos por intereses no crecieron. Registraron una caída superior a los $163.000 millones, según cifras de la Superfinanciera a noviembre. Los descensos más marcados se presenta- ron en los intereses provenientes de los sobregiros, que cayeron un 13,09% entre noviembre de 2008 e igual lapso del 2009. HERJOS

Siga bajando para encontrar más contenido