Lío del túnel de La Línea queda en manos de Mintransporte

El contratista propone la entrada de un nuevo socio que controlaría el 40 % y el aporte de 70.000 millones de pesos para financiar las obras que faltan. La audiencia continuará el 2 de diciembre.

Túnel La Línea

Archivo

Túnel La Línea

Finanzas
POR:
noviembre 27 de 2014 - 04:53 p.m.
2014-11-27

Un nuevo giro tomó este jueves el proceso sancionatorio que inició el Instituto Nacional de Vías (Invías), el pasado 3 de octubre, para definir el futuro del túnel de La Línea, obra que empezó a construirse en julio de 2009.

Este jueves, cuando la entidad había decidido suspender la audiencia, Carlos Collins Espeleta, representante legal de la Unión Temporal Segundo Centenario (UTSC), grupo encargado de las obras, anunció una nueva fórmula para evitar la caducidad del contrato de 629.052 millones de pesos. La propuesta fue radicada en el despacho de la ministra de Transporte, Natalia Abello, y se convierte en la tercera alternativa que presentan los contratistas para culminar las carreteras y el revestimiento del túnel principal.

“Ofrecemos como nuevo socio de la UTSC, con un porcentaje de 40 por ciento, a la firma Construcciones e Inversiones Beta, del ingeniero Sergio Torres Retiaga, y estamos incorporando a Cemex como nuevo proveedor de concreto, manteniendo a Argos, pues nos financian una suma considerable del suministro de concreto”, expuso Huberto Meza Armenta, apoderado de la UTSC.

En la primera propuesta se le sugería al Invías la entrada de Valores y Contratos (Valorcon), participación que luego fue descartada de tajo por la junta directiva de la firma barranquillera.

Posteriormente, se conoció que en la Procuraduría se ofreció la entrada de otro socio que asegurara el flujo de recursos por 140.000 millones de pesos para terminar las obras en 14 meses. En esa ocasión, al igual que en esta última, cerca de 70.000 millones de pesos provendrán de dineros que se le adeudan a Collins en la concesión Bogotá–Girardot, obra en la que también es socio.

Estos recursos estarían disponibles a partir de junio del 2015. “Con los dineros adeudados, que no dependen de ningún tribunal de arbitramento y que suman 131.415 millones de pesos, más 70.000 millones de pesos que ofrecemos poner a disposición del contrato en caso de que falten recursos, la terminación de las obras está asegura”, afirmó Meza.

Se oscurecen las salidas Por su parte, Pablo Manrique, vocero de la Nacional de Seguros, que expidió la póliza del contrato, calificó de grave que no se hayan practicado las pruebas para determinar cuál de las firmas de la UTSC incurrió en los atrasos. La audiencia continuará el próximo 2 de diciembre.

Sin embargo, el hecho de que el Invías no haya tomado una decisión antes del 30 de noviembre, cuando termina la etapa de construcción en el contrato, puede convertirse en un riesgo jurídico, toda vez que hay dudas de si pueda declarar la caducidad en la etapa de mantenimiento.

Lo anterior complica el proceso hacia adelante, pues una de las directrices que le había dado el alto Gobierno al Invías, en el caso de declarar de la caducidad en La Línea, era mitigar al máximo un revés en contra de la entidad en los tribunales.

Otros de los vericuetos que deberá aclarar el Instituto es por qué contrató dos veces los estudios de las obras anexas o vía de salida a Calarcá (Quindió). Este convenio se suscribió con la Universidad del Valle en el 2011, bajo la administración de Carlos Rosado Zúñiga.

OBRA FUE PLANEADA PARA 46 MESES Y YA SUPERA LOS 65

Inicialmente estaba estipulado en el contrato de obra que la construcción tuviera una duración de 46 meses.

Con la modificación No. 7 se amplió el plazo total a esta etapa a 65 meses. El 31 de mayo se cumplieron 60 meses.

El proyecto incluye un túnel unidireccional de aproximadamente 8,65 kilómetros de longitud en sentido Calarcá-Cajamarca, la construcción y mantenimiento de una segunda calzada entre el municipio de Calarcá (Quindío) y el intercambiador Américas; la construcción y mantenimiento de una segunda calzada entre el intercambiador a desnivel de Bermellón y la entrada al municipio de Cajamarca (Tolima).

La etapa de mantenimiento tendrá una duración de 24 meses. Por lo pronto, el 15 de diciembre se conocerá qué firma hará los acabados del túnel piloto.

Christian Pardo Q.

chrpar@eltiempo.com