Líos por vigencia de normas

La reciente o próxima entrada en vigencia de varias medidas en diferentes sectores de la economía, han puesto a correr a los principales involucrados en las últimas semanas.

POR:
julio 23 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-23

La que más controversia y problemas generó fue la que obliga a los trabajadores independientes a realizar sus aportes a salud y pensión a través de la Planilla Integral de Liquidación de Aportes, Pila. Pero antes, los banqueros habían tenido su turno con las normas fijadas por la Superintendencia financiera para brindarles mayor seguridad a los clientes. En el terreno sanitario, está a punto de ponerse en práctica -en un nuevo intento- la prohibición de vender leche cruda, mientras que los mataderos avanzan en un proceso para cumplir con nuevos requerimientos. POR PILA, CONGESTIÓN EN FILAS La entrada en operación de la Pila para los trabajadores independientes, los únicos que faltaban por entrar a este sistema de pago, generó congestiones en los puntos de información, largas filas en los bancos y toda clase de dudas frente a las excepciones (como poder no aportar a pensión, pero sí a salud). Álvaro José Cobo, presidente de Asocajas, dice que la principal razón del caos por la Pila fue la escasez de información y capacitación por parte del Ministerio de la Protección Social. “Unido a eso, están los rumores relacionados con que la gente que no pagaba iba a perder el servicio y su amparo en salud, la dificultad de buena parte de la población por el acceso a Internet y a que los índices de bancarización aún son muy bajos”. Agregó que una buena parte de trabajadores autónomos no tuvieron en cuenta y tampoco conocieron a tiempo las fechas asignadas para el pago, y que “por hacer la tarea lo más pronto posible se fueron los primeros días a inscribirse al sistema de Pila”, generando las congestiones. SEGURIDAD DE LAS ENTIDADES FINANCIERAS Otras normas que entraron en vigencia el 1° de julio fueron las emitidas por la Superintendencia Financiera. Se trata de los 84 requerimientos mínimos de seguridad y calidad para el manejo de la información de clientes y usuarios en las entidades bancarias y establecimientos comerciales, como complemento del Sistema para la Administración de Riesgos Operativos (Saro), que desde ese día se hacen obligatorios para todas las entidades sometidas a inspección y vigilancia de la Superintendencia. En un sondeo realizado por este diario se encontró que si bien las entidades vigiladas conocen las nuevas reglas de juego, son pocas las que ya están haciendo un estricto cumplimiento. En la lista de exigencias rezagadas aparecen que los cajeros automáticos reciban consignaciones en efectivo, y que los datáfonos y cajeros en establecimientos de comercio cuenten con protectores de teclado para proteger la clave. La presidenta de la Asobancaria, María Mercedes Cuéllar, argumentó que la implementación de esta medida tiene un alto costo, pues se necesita que los bancos hagan una gran inversión tecnológica, para contar con las plataforma que les permita verificar la autenticidad de los billetes. 1.627 plantas presentaron el formato único de inscripción sanitaria ante el Invima, de las cuales 1.254 realizan labores de beneficio (mataderos). MATADEROS Hasta el próximo 31 de julio, los mataderos tienen plazo para que presenten el Plan Gradual de Cumplimiento, que consta de una autoevaluación para determinar cuál es su nivel de cumplimiento frente a los requisitos del Decreto 1500 de 2007 y sus normas reglamentarias, y las acciones graduales de mejoramiento.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido