Llave en mano, la clave de Figamma; la empresa familiar trabaja con altos estándares de calidad

La firma colombiana de arquitectura interior, Figamma, ha consolidado la idea de entregar un servicio integral a sus clientes y para ello le ha apostado a la figura de 'llave en mano'.

POR:
agosto 28 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-08-28

Esta concepción, no es otra cosa que suministrar -en un sólo paquete- lo que se requiere para sacar adelante un proyecto.

"En Colombia el mercado no tiene la cultura de recibir una oferta integral y, por el contrario, aún es común que todo se contrate por separado, lo que finalmente hace que se incrementen los costos", asegura Fernando González Rico, quien recuerda que durante 16 años, desde 1978, acumuló la experiencia que finalmente lo llevó a crear Figamma.

La firma, con 15 años en los mercados del diseño y la arquitectura interior, es reconocida por trabajos para empresas como Terpel, Leasing de Occidente y Liberty Seguros, entre otras.

"La historia comenzó aquel 1978, cuando el espíritu de mueblero me llevó a trabajar en varias compañías, en ocho países, y a desarrollar sistemas de oficinas con la reconocida empresa Righetti", comenta Fernando, quien recuerda cómo su obsesión de ofrecer el servicio integral aumentó con el paso del tiempo.

Esa idea fue respaldada por su esposa, la diseñadora Luz Piedad Santa, y por sus hijas Natalia y Lina María, quienes asumieron la dirección administrativa y el diseño industrial de Figamma, respectivamente.

Cada una, en sus oficios, ha seguido los pasos de Fernando a quien definen como el artífice de proyectos que también incluye a empresas como Fiduciaria de Occidente y el Grupo Petrolero Colombiano.

Sin embargo, Lina María también se ha mostrado en el exterior. De hecho, en Nueva York (Estados Unidos), donde estudió diseño industrial y trabajó, ya hay espacios con el sello de Figamma para mercados diferentes al institucional y al de oficinas: la vivienda.

Y en Toscana (Italia), la firma colombiana también asumió el reto de restaurar una casa de 500 años en la que los acabados y la decoración son el eje del trabajo. "Esto, precisamente, es 'llave en mano'", anota Luz Piedad, quien fiel a la idea de su esposo insiste en la necesidad de integrar servicios.

"Por eso insistimos en el concepto en COlombia y ahora en el exterior", agrega Natalia, quien con su formación administrativa mantiene en orden las cuentas de Figamma. "Trabajar en familia no es fácil, pero -quizás- para ser consecuentes con la idea de integralidad unimos capacidad y talento en un 'sólo paquete'", concluye Fernando.  

Consejos para poner en práctica

"Contrario a lo que sucedía hace 4 ó 5 años, los empresarios han entendido que deben invertir en innovación y eso también incluye a la arquitectura y al diseño", asegura Fernando González Rico, fundador de Figamma.

"Colombia ha avanzado en diseño, en todas sus disciplinas, pero tenemos que seguir trabajando tras la meta de impulsar una cultura de diseño aún más fuerte", enfatiza Lina María González, diseñadora industrial de la firma.

"Los empresarios deben entender que la estética y la funcionalidad también cuentan, además del organigrama y de las funciones que tiene cada trabajador en la compañía. Un buen espacio es sinónimo de eficiencia y productividad", afirma Natalia González, directora administrativa de Figamma.

"Asistir a ferias y eventos internacionales es clave para saber qué pasa en el mundo del diseño y la arquitectura. Sólo de esa forma podemos compararnos con el mundo y ser más competitivos", concluye Luz Piedad Santa, diseñadora de la empresa colombiana.

Siga bajando para encontrar más contenido