Llega el año nuevo con ropa más cara, según empresarios del sector textil

Los precios de las prendas de vestir este año han caído en 1,49 por ciento entre enero y octubre.

POR:
diciembre 02 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-12-02

Telas, sábanas, camisas, vestidos, pantalones, toallas y el resto de productos que usan algodón como materia prima experimentarán un incremento en sus precios el próximo año. ¿De qué magnitud?, ¿desde cuándo? Son preguntas que todavía nadie se atreve a responder con certeza.

Mientras el presidente de Fabricato, Óscar Iván Zuluaga, dice que los incrementos en las telas son del orden del 12 ó 15 por ciento, el confeccionista Arturo Calle estima que las prendas de vestir podrían bordear aumentos del 3 ó 4 por ciento.

Otros, como Carlos Góez, gerente general de Tennis, estiman que en su caso los aumentos se verían desde febrero, aunque hoy no sabe de qué orden.

Lo cierto es que el mercado está a la expectativa. Y es que la pérdida de cosecha de algodón en Pakistán por cuenta de las inundaciones, así como una sequía en China, principales productores de este bien en el mundo, elevaron este año los precios de la materia prima.

En el mercado internacional, y según lo explicó Fernando Arango, director de Estadística de la Confederación Colombiana de Algodón (Conalgodón), del 2 de diciembre del 2009 a igual fecha de este año el incremento ha sido del 50 por ciento. Sin embargo, a lo largo del año ha habido aumentos más significativos, hasta del 119,2 por ciento. Por ejemplo, el 9 de noviembre alcanzó una cifra récord desde cuando se transa en la Bolsa de Nueva York, hace 14 años, al llegar a 1,72 dólares por libra. En enero el precio era de 78,45 centavos de dólar.

Y como el precio en el mercado local está marcado por el internacional, por los fletes, los seguros, la tasa de cambio y los gastos portuarios, los incrementos aquí han sido del orden del 59 por ciento en un año, al pasar de 3'225.008 pesos, a 5'112.099 pesos.

Lo paradójico es que, con esos aumentos, los precios de las prendas de vestir este año para el consumidor final han caído. Según el Dane, en lo corrido del año la caída fue del 1,49 por ciento y, en 12 meses, la baja llegó a 1,53 por ciento.

Carlos Hernando Trujillo, director creativo de Hernando Trujillo y conocedor del mercado, explica que esto obedece a que la mayoría de las empresas compra el algodón con un año de anticipación lo que de alguna forma ha 'protegido' al consumidor final.

"El cliente final es el que va a terminar absorbiendo las alzas del algodón, aunque inicialmente las absorben quien teje y el confeccionista", dice. Y aclara: "Lo que vamos a vender en julio del año entrante, por ejemplo, está pedido desde hace tres meses".

Siga bajando para encontrar más contenido