Llega final de la bonanza económica española

Las previsiones económicas para el 2008 y el 2009 difundidas por la Comisión Europea dieron forma a una situación que se venía vislumbrando desde hace algún tiempo: el final anunciado de la bonanza económica española, que dejará de crecer al ritmo de los países emergentes.

POR:
mayo 05 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-05

En efecto, Bruselas prevé una fuerte desaceleración del crecimiento de España en este año, a 2,2 por ciento del PIB, en lugar del 2,7 por ciento que había avanzado en su anterior estimación de febrero pasado. Este movimiento debería acentuarse en el 2009, con un crecimiento de apenas 1,8 por ciento, que coloca a España muy cerca de la media de la Eurozona estimada para ese año en 1,5 por ciento, y por primera vez en una década por debajo del 2 por ciento. Estas magras cifras, que no son del todo malas en un contexto europeo que verá crecer a Italia apenas 0,5 por ciento este año y 0,8 por ciento el próximo, no son comparables en ningún caso con los de la década de oro de la economía española, de 1997 a 2007. Desde 1997 hasta 2001, la economía española creció a un ritmo espectacular de 4,4 por ciento del PIB, lo que le permitió recortar en forma acelerada la diferencia que le llevaban los países más desarrollados de la Unión Europea. Esta situación se mantuvo entre 2002 y 2006, con un porcentaje algo inferior, del 3,3 por ciento del PIB, pero siempre muy por encima de la media europea para cada año. En 2007, la diferencia se mantuvo: España creció 3,8 por ciento y la Eurozona 2,6. Sin embargo, y como quedó dicho, estas cifras parecen pertenecer al pasado, ya que en 2008 España crecerá un 2,2 por ciento contra un 1,7 de la zona euro, y en el 2009 lo hará en 1,8 por ciento contra 1,5. Esta desaceleración tiene lugar en un contexto de alta inflación, que Bruselas estima será de 3,8 por ciento en España para este año.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido