‘Llega la hora del sudor y lágrimas’

2000 Si hasta ahora el ajuste ha sido duro para los colombianos, en los próximos meses será con sudor y sangre.

POR:
noviembre 27 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-27

Así, con sinceridad comenzó hablando el nuevo ministro de Hacienda, Juan Manuel Santos Calderón, quien ayer se posesionó ante el presidente de la República Andrés Pastrana Arango, para reemplazar a Juan Camilo Restrepo, quien renunció a la cartera. El nuevo Ministro deberá continuar el ajuste fiscal acordado con el Fondo Monetario Internacional y asumir el costo político de las medidas a adoptar. “Las relaciones con el Fondo están en un nivel muy constructivo. Ahora no se trata de renegociar el acuerdo sino de complementarlo”, dijo. Según Santos, “los ajustes estructurales no se han hecho; todavía faltan. Y estos se tienen que hacer si queremos tener una economía viable, con empleo y prosperidad”. Así mismo afirmó que está en conversaciones con el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional para ver qué tipo de amortiguadores sociales se pueden introducir de forma inmediata para que los sectores sociales más débiles no sientan el proceso de ajuste en forma dramática. Tras su posesión como jefe de la finanzas públicas, Santos Calderón habló sobre la reforma tributaria. “No se todavía si vamos o no a hacer ajustes a la reforma. La verdad es que el dos por mil no me gusta, pero es un mal necesario. Sería una irresponsabilidad mía anunciar su desmonte. Tengo que decir que la reforma se mantiene como está y estamos evaluando sus consecuencias. Si hay que mejorarla se hará”. En cuento al crédito exterior, Santos afirmó que las necesidades de financiación del Gobierno dependen de las fiscales. “La cuantía la tenemos que determinar. Muchos de los créditos hay que renovarlos. Espero que en este frente no tengamos problemas”. Conocedor de los temas cafeteros, en este aspecto el nuevo ministro dijo que la política en materia de renovación de cafetales y aumento de la productividad es indispensable para competir en el mercado mundial. “La retención de productores se mantiene. He sido un defensor del control del mercado, porque el mercado libre a lo largo de la historia ha sido una experiencia ingrata”, comentó. Ante los cambios que se avecinan desde su cartera, Santos manifestó que “el Gobierno está en la mejor tónica para concertar. Hacer las reformas de esta manera da solidez. Pero al mismo tiempo debemos ser realistas: las reformas son necesarias, no se pueden aplazar las decisiones. Ojalá se pudieran concertar todas las decisiones, pero el Gobierno no se puede dar el lujo de aplazarlas. Por dolorosas que sean hay que tomarlas”. Finalmente, al referirse al tema de los salarios oficiales afirmó que el Gobierno central “tiene que darse la pela. Por ejemplo, el presupuesto será muy ajustado a la realidad, simplemente porque no hay más plata. Las relaciones con el FMI están en un nivel muy constructivo.

Siga bajando para encontrar más contenido