Llegó la hora cero para el desmonte de parafiscales

Mañana empiezan dos de las medidas del Plan de choque que busca reactivar la economía.

Llegó la hora cero para el desmonte de parafiscales

Archivo Portafolio.co

Llegó la hora cero para el desmonte de parafiscales

Finanzas
POR:
abril 30 de 2013 - 01:26 a.m.
2013-04-30

Los 4,2 billones de pesos con los que se financiarán el Sena y el Icbf en el 2013 empezarán a salir de una bolsa diferente a partir de mañana, cuando llegará la hora cero del desmonte de los llamados impuestos parafiscales, medida adelantada a través del Plan de choque del Gobierno para reactivar la economía.

Inicialmente, se había establecido que dicho desmonte se haría a partir del 1 de julio, pero el desplome de la industria y el lento crecimiento del agro llevaron a apresurarlo, con lo que se espera que las empresas tengan un alivio y puedan generar más empleo.

Cambio de bolsa

Hasta ahora, los recursos para financiar al Sena y al Icbf habían sido aportados por las compañía con cargo a la nómina de empleados, pero vía reforma tributaria se optó por buscar una nueva fuente de financiación, con lo que se pretende descargar a los empleadores de lo que se ha considerado un alto costo que les impide crear nuevos puestos de trabajo.

Fue así que, una vez aprobada la reforma tributaria, la Asociación Nacional de Industriales (Andi) estimó que con el desmonte de los parafiscales se generarían entre 850 mil y un millón de nuevos empleos. Esta proyección ha sido cuestionada por un estudio del Observatorio de mercado de trabajo de la Universidad Externado, según el cual, “en el mejor de los casos, la Reforma Tributaria podría generar entre 53.000 y 88.000 nuevos empleos”.

No obstante, solo con el Plan de choque, se volvió a estimar una generación entre 300 y 350 mil puestos de trabajo.

Unas por otras

Para tapar el hueco fiscal generado por la ‘gabela’ de desmontar los parafiscales, se estableció la Contribución Especial sobre la Renta para la Equidad (Cree), cuyo cobro también se adelantó para este 1 de mayo y se hará de manera fraccionada, como una retención en la fuente.

De acuerdo con lo expresado por el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, estos ajustes no causarán costo fiscal alguno, pues una medida se compensa con la otra.

El Cree, según la reforma tributaria, supone una contribución especial del 9 por ciento hasta el 2015. De ese porcentaje, el 8 por ciento será destinado a cubrir parafiscales (Sena: 1,4 %; Icbf: 2,2% y salud: 4,4 % -este último a partir del año entrante-). El uno por ciento restante que se adicionó en el proceso de aprobación de la reforma tributaria, para completar el 9 por ciento establecido, es transitorio y será repartido entre las universidades públicas (40 %), la igualación del régimen subsidiado con el contributivo

(30 %) y el agro (40 %).

De acuerdo con cifras de Confecámaras, en el país hay 2.668.627 empresas activas, aunque no todas estaban aportando parafiscales, debido al alto grado de informalidad que existe. Las estadísticas de la Unidad de Gestión de Pensiones y Parafiscales (UGPP), del Ministerio de Hacienda, registran una evasión de 283,6 mil millones de pesos en parafiscales a octubre del 2012.

EL SECTOR MINERO SE DECLARA GOLPEADO

La medida de adelantar el descuento del Cree, vía retención en la fuente, también hace parte del Plan de choque porque a los sectores industria y agro les proporcionan un alivio al bajarles los pagos a 0,3 por ciento, mientras que al sector minero -que está en mejor momento económico-, se le incrementan a 1,5 por ciento.

“Al final todos pagan lo mismo por el Cree, el 9 %, solo que a unos se les baja para que tengan más flujo de pago, indicó el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas. Para el director de la Cámara de Asomineros de la Andi, Eduardo Chaparro, si bien todavía se evalúan todos los efectos, se sabe que afecta profundamente el flujo de caja de las empresas, porque al partir del supuesto de que el sector no es gran generador de empleo, se les castiga por ese lado.

Un análisis del Sector de la Minería a Gran Escala estima que si se tienen en cuenta los márgenes operativos calculados con base en la información publicada por la Supersociedades para el 2011, para el sector minero en general (oro, carbón y níquel) la tarifa de retención prevista estaría anticipando cerca del 70 % del impuesto Cree a pagar.