Así llegó un italiano a dictar clases de inglés a Colombia

Esta es la historia de Paolo Barone, un extranjero que cambió todo por venir al país. Él es uno de los 350 nativos que llegaron a enseñar inglés, como parte del programa ‘Colombia Bilingüe 2015-2018, que impulsa el Gobierno.

Así llegó un italiano a dictar clases de inglés a Colombia

Archivo Portafolio

Así llegó un italiano a dictar clases de inglés a Colombia

Finanzas
POR:
julio 17 de 2015 - 08:14 p.m.
2015-07-17

De no haber viajado a Colombia, seguramente Paolo Barone estaría en este momento comiendo pasta en un restaurante diagonal a la fuente de Trevi o planeado pasar su próximo fin de semana en los campos verdes de Brujas.

En cambio, desde enero hasta hace dos semanas, pasó sus días dictando clases de inglés en una escuela de desplazados en Pereira.

Hace un año, cuando decidió viajar a Colombia, estaba en Roma, tras haber regresado de Bélgica donde trabajó como consultor empresarial. Sin embargo, en ese trabajo no se sintió cómodo, ni feliz y decidió dejarlo.

Tras su paso por Bélgica regresó a Italia, su país natal, donde solo duró pocos meses. Estando allí se enteró de que en Colombia el ministerio de Educación estaba reclutando extranjeros para que enseñaran inglés a jóvenes y niños de primaria y bachillerato.

“¿Por qué no ir?”, pensó. Al fin y al cabo, no era la primera vez que había tomado la decisión de dejar la comodidad de su casa por arriesgarse a algo incierto. Ya lo había hecho cuando viajó a Bélgica o cuando estuvo en Estados Unidos, en varias temporadas.

Y es que Paolo tiene doble nacionalidad (italiano y estadounidense), ya que su papá es de Estados Unidos.

"Crecí en un hogar en el que se hablaban varios idiomas y eso me sirvió mucho profesional y personalmente", dice.   

EN MACONDO NO SE HABLA INGLÉS…

En enero, al llegar a Colombia, provisto solo de una maleta, Paolo fue designado como profesor en una escuela de Pereira.

Allí encontró lo que todos, desde el mismo gobierno colombiano, preveían: un bajo, bajísimo nivel de bilingüismo, tan atrasado como en la época en la que el abuelo de Aureliano Buendía lo llevó a conocer el hielo o cuando “había que señalar las cosas con el dedo porque carecían de nombre”.

“Encontré que los profesores enseñaban inglés en español. Es decir, le pedían a los estudiantes que conjugaran el verbo To be en castellano. Además noté que se dictaban pocas horas de inglés (dos a la semana). Había que cambiar el modelo”, recuerda.

Frente a este panorama, Paolo no sólo aumentó la intensidad horaria de las clases a sus estudiantes sino que instruyó a los profesores de ese colegio, logrando así mejorar notablemente el nivel de inglés en solo seis meses.

Desde hace dos semanas, Paolo viajó a Medellín donde será uno de los coordinadores del programa, que impulsa el Gobierno Nacional para la enseñanza de una segunda lengua.

“Ahora tendré que coordinar a un grupo de profesores nuevos”, le contó a Portafolio.co.

Tras seis meses en Colombia, Paolo no sólo ha enseñado, también ha aprendido.

Ahora baila salsa y disfruta del carisma de nuestra gente. Sin titubear asegura que este país cambió su vida.

MISIÓN INGLÉS: 200 NATIVOS LLEGARON AL PAÍS PARA CAMBIAR EL PANORAMA  

El pasado 2 de julio llegaron al país 200 formados nativos que se integraran al primer grupo de 150 ‘profes’, que entre enero y marzo arribaron al país. Paolo será uno de los coordinadores de este nuevo grupo.

De acuerdo con la ministra de Educación, Gina Parody, esta iniciativa del Gobierno busca fortalecer la enseñanza del idioma inglés en instituciones educativas del sector oficial del país.

“Con este programa, que por primera vez implementamos en el Ministerio de Educación, estimamos beneficiar, a finales de este año, a 98.000 alumnos de los grados 9°, 10° y 11° de 141 colegios focalizados en 36 ciudades del país. Así mismo, realizaremos un proceso de co-enseñanza con 1.050 docentes de inglés colombianos que trabajarán de manera conjunta con los 350 nativos de diferentes nacionalidades para que los estudiantes logren comunicarse efectivamente en esta segunda lengua”, sostuvo la jefe de la cartera educativa, durante la presentación de este nuevo grupo.

Según explicó la ministra, los formadores nativos, provenientes de países como Estados Unidos, Inglaterra, Canadá, Jamaica, Australia y Nueva Zelanda, entre otros, fueron seleccionados minuciosamente por la Fundación Heart for Change, aliado estratégico del Ministerio, la cual exige como requisito a los interesados en postularse: tener el idioma inglés como lengua materna o dominio del inglés equivalente al de un hablante nativo, ser mayor de 21 años de edad, tener título profesional (carrera universitaria) y tener experiencia certificada en enseñanza en este idioma.

Aparte de los estudiantes, el proyecto también estará dirigido a integrantes del programa Soldados Heridos en Combate, para lo cual el Ministerio de Educación trabaja de la mano con el Ministerio de Defensa.

La primera fase del programa se implementó durante el primer semestre de 2015, con un formador nativo que apoya la enseñanza de inglés a un grupo de cinco militares en el Cantón Norte de Bogotá durante nueve meses.

Los miembros del Programa Soldados Heridos en Combate recibirán un primer entrenamiento para alcanzar el nivel B2 – Intermedio Alto (según Marco Común Europeo de Referencia), el cual les permitirá entender situaciones de la vida diaria y textos académicos en varias áreas del conocimiento.

Posteriormente, los Suboficiales viajarán por seis meses becados a Estados Unidos y tomarán un curso avanzado en metodología y pedagogía para terminar su formación como docentes. A su regreso ellos volverán a apoyar la nueva generación de soldados heridos en combate que deseen unirse a la experiencia.

De los 200 nuevos formadores nativos que llegaron al país, cuatro apoyarán a 30 militares en el Batallón de Sanidad- Centro de Rehabilitación Integral (CRI), donde se espera impactar a un grupo de 15 militares hospitalizados y un grupo de 15 Oficiales y Suboficiales.

Javier Acosta
Portafolio.co
@javaco18