Llegó el momento de volver a emitir bonos de deuda privada

Una de las consecuencias del fuerte incremento de las tasas de rendimiento de los títulos de deuda pública en el segundo trimestre del año, fue la parálisis de las colocaciones de títulos de deuda privada.

POR:
agosto 03 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-03

Las condiciones de los últimos días, sin embargo, abren una ventana de oportunidad para que se inicie el regreso de los emisores del sector real al mercado. El entorno de amplia liquidez y bajas tasas de interés que experimentó el mercado a finales del 2005 e inicios del 2006, unidas al buen comportamiento de la economía, hicieron que diferentes empresas del sector real acudieran al mercado de capitales en busca de financiación. Las tasas de financiación obtenidas, los plazos pactados y los montos colocados reflejan las positivas condiciones de estas operaciones para los emisores. A pesar de estos buenos resultados, la coyuntura del mercado a partir de abril del 2006 paralizó las colocaciones primarias de deuda privada y redujo notablemente el nivel de actividad de su mercado secundario. Esta parálisis se explica no sólo por el fuerte incremento de las tasas de rendimiento de la renta fija, sino por el aumento de la volatilidad de los mercados que añadía incertidumbre a las condiciones de las posibles emisiones de deuda privada. Sin embargo, esta situación esta cambiando abriendo una ventana de mercado a los emisores de deuda privada. De un lado, la tasa de rendimiento de los TES ha caído cerca de 250 pbs desde su punto más alto en junio del 2006. Esta corrección a la baja esta asociada a las expectativas de un freno en los ajustes de la tasa de interés de intervención por parte de la Reserva Federal (FED), situación que sin embargo podría revertirse en algunos meses. Adicionalmente, este creciente consenso sobre el freno a las alzas de la tasa de interés externa (al menos en el corto plazo) ha reducido gradualmente la volatilidad en el mercado y esperamos que la disminuya aún más en la medida en que las señales de la FED sobre sus decisiones futuras sean cada vez más explícitas. ¿Qué otras condiciones hacen previsible el regreso de los bonos privados al mercado? Además de la señalada ventana de mercado que se presenta actualmente, las positivas condiciones de la economía nos hacen proyectar un crecimiento para el 2006 del 5 por ciento, que refuerza las buenas perspectivas para el sector real. Sin embargo, tal vez el aspecto más importante de esta ventana de mercado es precisamente la posibilidad de que en algunos meses las condiciones actuales se modifiquen por aspectos como el comportamiento de la inflación (tanto local como en E.U.), la tasa de intervención de las respectivas autoridades monetarias y el precio del petróleo. Parece ser el momento, entonces, para aprovechar la actual ventana de mercado antes de que las condiciones vuelvan a cambiar.

Siga bajando para encontrar más contenido